Vampiros y gritos inauguran el ciclo de terror

    503

    Nosferatu llegó a la videosala Mariano Otero, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), de la Universidad de Guadalajara, el 4 de febrero.
    Aunque no hizo su aparición envuelto en una nube de humo, sí a través de la pantalla del plantel educativo, con lo que inició el ciclo fílmico Clásicos del terror, que organiza la videoteca “Jesús Gómez Fragoso”, para que los cinéfilos acudan todos los viernes de febrero.
    El cartel, además de Nosferatu, incluye a Drácula (1931), del director Tod Browning; El bebé de Rosenmary (1968), de Roman Polanski, y El exorcista (1973), de William Friedklin.
    La responsable de la videoteca, Rocío Pérez Solano, comentó que el ciclo no es mera coincidencia ni “tiene un fin básico”. Surgió como parte de las sugerencias que hacen los usuarios.
    “A la videoteca vienen alrededor de 20 usuarios al día. El género más solicitado fue el de terror, luego la comedia, el thriller y la ciencia ficción”.
    Dijo que en esta ocasión planearon que este ciclo de terror fuese más ecléctico, ya que el cine de autor es poco conocido y “no hay mucha cultura” al respecto.
    Para este año la videoteca “Jesús Gómez Fragoso” dispone de más de tres mil títulos para ser prestados al personal administrativo, a maestros, alumnos y al público en general para que los vean allí.
    Los requisitos son llevar fotocopias de la credencial de elector, de la UdeG (en caso de ser alumnos), comprobante de domicilio y dos fotografías.
    Al año, más de dos mil 300 usuarios visitan la videoteca, que además de películas de ficción, cuenta con documentales y todos los volúmenes de la cátedra latinoamericana Julio Cortázar.
    Pérez Solano agregó que el ciclo de terror tendrá un receso en marzo y continuará en abril, en orden cronológico, hasta llegar a la película El aro, la más reciente de este género.
    Mayo lo dedicarán a las películas de El Santo, para lo cual exhibirán una muestra de carteles proporcionados por Frank Cárdenas, un cinéfilo asiduo a la videoteca.
    Con la colaboración de Cárdenas, la videoteca continuará con un ciclo de Tin Tán, al que también acompañarán con la presentación de carteles alusivos a dicho actor.
    Para unirse al Festival internacional de cine en Guadalajara, el CUCSH proyectará películas en el auditorio Salvador Allende.
    “Aquí homenajearemos a documentalistas, habrá un taller abierto, con el fin de que los asistentes realicen un proyecto documental en video”.
    Pérez Solano predice más proyectos aún por definir. Planea conjugar el cine con las carreras que imparte el CUCSH.
    Aunque no tiene fechas ni material definido, adelanta que tal vez para los estudiantes de derecho proyecten Siete años en el Tíbet, para los de trabajo social, Kramer contra Kramer, para los de letras, El nombre de la rosa y para idiomas, películas con cualquier tema, pero en su idioma original, ya sea en francés, alemán o japonés”.