Una experiencia de vida

774

Atraídos por la diversidad cultural de México, su arquitectura, costumbres y la calidez de las personas, jóvenes de diversas nacionalidades cada semestre se integran al programa de movilidad estudiantil que ofrece la Universidad de Guadalajara, no sólo en busca de adquirir nuevos conocimientos, sino por la oportunidad de viajar y conocer diferentes perspectivas de vida.

Estefanía, Daniela, Agustín, Jonas y Unai, cinco jóvenes estudiantes provenientes de países de Latinoamérica y Europa, se han integrado durante este semestre a los diversos programas educativos que ofrece la UdeG, y concuerdan en que la experiencia de hacer un intercambio estudiantil les ha permitido no sólo adquirir nuevas habilidades educativas y mejorar su currículum escolar, sino madurar personal y profesionalmente.

En el Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2030, de la Universidad de Guadalajara, la internacionalización es de vital importancia.  Éste eje tiene tres objetivos: “Incrementar las competencias globales e interculturales de los estudiantes, aumentar el perfil internacional del personal universitario, y el posicionamiento y gestión internacional de la Universidad de Guadalajara”, señaló Nadia Mireles Torres, titular de la Coordinación General de Cooperación e Internacionalización (CGCI).

“Hacer una estancia académica en el extranjero o en el país, es una experiencia que cambia en todos los sentidos la perspectiva del estudiante, no sólo se adquieren nuevos conocimientos, sino que hay un impacto cultural que contribuye a mejorar sus competencias globales”. La UdeG cuenta con diversos convenios con universidades tanto nacionales como internacionales, mediante los cuales es posible que los estudiantes realicen estancias académicas de uno o dos semestres, así como otras modalidades de movilidad, como son cursos para el perfeccionamiento del inglés, prácticas profesionales, estancias cortas de programas de liderazgo, emprendurismo e innovación, entre otros.

De acuerdo a indicadores de la CGCI, en 2013 la máxima Casa de Estudio de Jalisco recibió a mil 964 estudiantes de diversos países. Esta cifra se incrementó en 29 por ciento durante el 2014, al integrarse a la Red Universitaria 2 mil 220 estudiantes provenientes de 62 países, siendo los tres primeros Estados Unidos, Alemania y Francia. Asimismo, los 2 mil 220 estudiantes que salieron de la UdeG al extranjero fueron a un total de 34 países y los de mayor demanda fueron Estados Unidos, España y Chile.

Mireles Torres explicó que a los alumnos de otros países que se integran a la UdeG se les otorga orientación general con datos importantes de lo que tienen que hacer en cuestiones de salud y migración, se les asesora sobre las carreras y los contenidos de las materias que les interesan y en los centros universitarios hay programas de tutorías con alumnos locales que les acompañan durante su estancia para facilitarles su adaptación a la vida universitaria y a la ciudad.

Destacó que está próxima la apertura de un programa de español para extranjeros, donde alumnos de países no hispanoparlantes podrán venir a cursar durante un mes un programa de español intensivo, junto con actividades y cursos de cultura e historia de México así como prácticas de conversación en español con estudiantes locales.

Mireles Torres incentivó a los estudiantes de la UdeG a integrarse a algún programa de movilidad: “Es una experiencia que los beneficia tanto en aspectos personales como profesionales. Hay que perder el miedo a realizar una estancia académica en el extranjero porque lo que se obtiene son beneficios que no sólo duran un semestre sino toda la vida”.

 

Agustín Lucini
Es estudiante de la licenciatura en Química con especialidad en ciencia y tecnología del alimento en la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina. “Agus”, como lo llaman sus amigos, cursa materias en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías.

Él vio en México la oportunidad de conocer una cultura que, en su opinión, es parecida a la suya pero que al mismo tiempo difiriere en muchas cosas, además de su fascinación por conocer la variedad geográfica que el país ofrece: ciudades, sitios arqueológicos y playas.

El reconocimiento que tiene la UdeG como una de las mejores universidades en el mundo y en América, lo motivó a elegirla sobre otras opciones para estudiar en México.

“Hay que quitarse los miedos a intentarlo, porque estas experiencias son únicas, vale la pena conocer gente completamente nueva y lugares hermosos; no hay nada que perder pero sí mucho que ganar”.

 

Estefanía  Del Vecchio
Egresó de Ingeniería en agronomía en la Universidad Nacional de Córdoba, en Argentina, el semestre pasado. Aún así tuvo la oportunidad de venir al Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecurias para conocer una nueva forma de enseñanza y, aunque ya había concluido sus estudios, adquirir más conocimientos, pero aclara que “el mío fue más un intercambio de formación personal y cultural”.

Estefi quiso conocer a México por lo interesante que le pareció descubrir el polo opuesto a Argentina en Latinoamérica, y experimentar qué tan diferente podría ser.

“Estudiar en otro país te ayuda más a abrir tu mente a un montón de cosas, pues tienes que adaptarte a cosas totalmente nuevas. Es una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel personal como profesional”.

 

Jonas Ducret
Proveniente de la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de Grenoble, Francia, está por concluir un año de estudios en Guadalajara, en el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño.

Descubrir otra manera de aprendizaje, experimentar ser estudiante en otra cultura y conocer nuevas personas y lugares, fue su principal interés al venir a México, país que le llamó mucho la atención por su cultura, historia y ubicación entre el norte y el sur de América. “Realizar una movilidad como estudiante te permite conocer muchas culturas, no sólo del país al que visitas, sino de otros países por medio de otros estudiantes; viajar, descubrir, y compartir cosas”. 

Daniela Alejandra Rueda
Originaria de Bogotá, Colombia, estudia la licenciatura en Sociología en la Universidad Nacional de Colombia. Deseosa desde siempre por realizar movilidad estudiantil, eligió venir al Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades por su calidad académica, la variedad de convenios entre ambas universidades y las recomendaciones que recibió por parte de algunos de sus compañeros. México atrajo su atención por el reconocimiento que se tiene de sus estudios en América Latina. “Movilizarte a otro país mientras eres estudiante es una excelente oportunidad para crecer como persona, y también académica y culturalmente. Es un sacrificio que al final vale mucho la pena, vale la pena arriesgarte por ti y tus sueños”.

 

Unai Díaz Moreno
Para realizar su internado médico eligió venir a los Hospitales Civiles de Guadalajara, desde la Universidad de Zaragoza, España. Unai explica que en su país la carrera de Medicina es muy diferente, ya que solamente tienen la oportunidad de ver cómo trabajan los médicos y ellos son sólo observadores, mientras que en Guadalajara encontró una mentalidad sumamente diferente, ya que aquí puede participar en los diferentes procesos médicos. “Mi filosofía de vida es: no hay mejor manera de invertir el dinero que viajando. Es la mejor manera de enriquecerte como persona, conoces a muchísima gente con diferentes puntos de vista a los tuyos, te ayuda siempre a abrir la mente, a probar cosas nuevas”.