Una democracia que beneficie a todos

    383

    Siento que en el estado de Jalisco estamos siendo rebasados por los intereses personales de los políticos, y eso es grave, pues no logramos adquirir una estabilidad que garantice fuentes de empleo, seguridad social, y menos que habrá un control de los niveles de la contaminación.
    Es triste que nuestros gobernantes tengan como prioridad hacer viajes que tanto nos cuestan a los jaliscienses. ¡Qué nos pasa!
    Vivimos una crisis como la que sufrió Argentina, lo que no es justo. Ojo, señores políticos, lo que prometan en campaña será parte indiscutible de su futuro. Ya no queremos promesas, necesitamos oportunidades que nos permitan tener una vida digna, sin lujos, pero con las necesidades básicas resueltas.
    Hagan algo por y en beneficio de nuestro estado, que tiene muchas carencias.
    Las campañas políticas nos cuestan caro, ¿por qué y para qué? Es tiempo de hechos y resultados que permitan sentir que somos escuchados, y más aún, que nuestro voto vale no solo en campañas, si no que sirve para el desarrollo de una democracia que debe beneficiar a todos.

    Rafael García Aguilar,
    alumno de sexto semestre de leyes, Guadalajara Lamar.

    Artículo anteriorRosario A. Piña García
    Artículo siguienteXIV aniversario de la FEU