Una clínica para respirar a todo pulmón

135

Andar en bicicleta, caminar o simplemente respirar son actividades que pueden llegar a ser imposibles para las personas que padecen la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), provocada principalmente por fumar y que en Jalisco representa la tercera causa de muerte.

La EPOC provoca daños irreversibles en la función pulmonar, se trata de afectaciones que no pueden eliminarse con tratamientos médicos, pero que sí pueden ser tratados con terapia respiratoria para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En la Unidad de Terapia Respiratoria (UTR) del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), especialistas diagnostican y ofrecen tratamientos para disminuir los efectos de la EPOC.

“En Jalisco hay altos índices de EPOC, el 80 por ciento de los casos es a causa del cigarro. A nivel nacional es la octava causa de muerte”, dijo Gerardo Rojas Sánchez, médico intensivista y cardioneumólogo, responsable de las funciones operativas de la Unidad y coordinador de la carrera en Técnico Superior en Terapia Respiratoria del CUCS.

Explicó que el tabaquismo es un problema de salud pública en México, ya que se calcula que hay 18 millones de mexicanos que fuman: “Si la cifra se mantiene, en 2030 estas personas estarían padeciendo EPOC”.

Agregó que se estima que el cigarro tiene unas 4 mil sustancias que pueden irritar las vías respiratorias, y de éstas, diez son adictivas y pueden causar cáncer de pulmón o de próstata, en el caso de los hombres.

Además de los casos de EPOC, en la UTR se atienden también a pacientes con enfermedades respiratorias causadas por otros factores. Uno que ha venido en aumento, señaló Rojas Sánchez, es el de la contaminación ambiental, desencadenante de problemas como alergias o asma.

Una de las fortalezas de la Unidad de Terapia Respiratoria es el equipamiento con el que cuenta, que permite diagnosticar con precisión la enfermedad pulmonar que padece el paciente.

El principal aparato es un pletismógrafo —que tiene un costo aproximado de tres millones de pesos y del cual existen apenas tres en el país— que mide la capacidad y volúmenes pulmonares, el transporte de oxígeno, y además evalúa la función mecánica y estructura de los pulmones, entre otras funciones.

“Conocer las capacidades y volúmenes en un paciente con problemas respiratorios, nos permite hacer un diagnóstico de enfermedades específicas como la fibrosis pulmonar, de problemas asociados a otras enfermedades, e identificar problemas relacionados con artritis reumatoide”, aseguró el especialista del CUCS.

Una vez hecho el diagnóstico, los especialistas diseñan un tratamiento especializado, o en casos muy específicos se derivan con especialistas de diferentes disciplinas.

En cuanto a los pacientes con EPOC, el tratamiento incluye medicamento para desinflamar las vías respiratorias, sin embargo la principal acción que debe realizar el paciente es dejar de fumar, por lo que en la UTR cuentan con una clínica que les ayuda a lograrlo.

“Debe de haber un tratamiento conjunto y multidisciplinar, ya que participa un equipo de psicólogos. Antes se creía que la dependencia al tabaco era sólo por las sustancias, pero ya sabemos que también es dependencia psicológica”.

Rojas Sánchez afirmó que la terapia respiratoria es muy noble, y que con un tratamiento adecuado y disciplina de los pacientes éstos pueden mejorar su calidad de vida.

Otro de los beneficios que tienen los pacientes que acuden a la UTR, además del diagnóstico preciso y la atención especializada, es el bajo costo de la atención médica.

La consulta es de 80 pesos y los estudios pueden ir de los 100 a los mil 700 pesos, mismos pueden llegar a los cinco o 6 mil pesos, en el sector privado.

El aprendizaje primero
La Unidad de Terapia Respiratoria nació en 2015. Uno de sus objetivos, fue el de ofrecer un espacio para que los estudiantes de la carrera en Técnico Superior de Terapia Respiratoria del CUCS puedan poner en práctica sus conocimientos.

“Tenemos aquí estudiantes de terapia respiratoria y de medicina, quienes practican con simuladores tecnológicos y con los propios pacientes, siempre supervisados por académicos”, dijo Rojas Sánchez, coordinador del programa educativo.

El investigador insistió en que la Unidad de Terapia Respiratoria está abierta a la población en general. Está ubicada en Sierra Nevada, Puerta 11-B del CUCS. Opera de lunes a viernes. Mayores informes en el teléfono 10585200.