Un sitio con identidad

    392

    El sitio arqueológico Guachimontones, ubicado en Teuchitlán, cumple algunas funciones importantes para el desarrollo de toda la región, afirma la coordinadora de la licenciatura en Turismo del Centro Universitario de los Valles, Martha Elena Morfín Zepeda.

    En una zona cuya principal actividad económica es la agricultura, la existencia de estos sitios contribuye a una diversificación, comentó la profesora, pues de ellos se benefician decenas de comerciantes locales.
    Añadió que se deben aprovechar aspectos como la accesibilidad a los sitios de interés, como el caso del área natural protegida Piedras Bola, a la que no llega ningún sistema de transporte específico.

    Informó que a lo largo del calendario escolar los estudiantes del centro acuden a esta zona arqueológica con propósitos de estudio, donde se analizan aspectos potenciales del sitio, así como otros elementos que lo enriquecen, cuales la fauna y los humedales con los que cuenta el municipio.
    “Tenemos actividades como el avistamiento de aves en la laguna de la Presa de la Vega, donde participan muchachos de diferentes semestres de la licenciatura”.

    Añadió que han trabajado en conjunto con el municipio en proyectos de servicio social y prácticas profesionales en la zona arqueológica, en que los alumnos participan como receptores del turismo, contribuyendo de esa manera en su formación profesional.

    Prevenir daños es la prioridad
    A unos días del Equinoccio de Primavera, fecha en la que el sitio arqueológico es visitado por la mayor cantidad de turistas, las autoridades del municipio se preparan para recibir hasta 10 mil personas, si bien, por prevención, en la zona sólo se permitirá el acceso a un máximo de seis mil, explicó la directora de Cultura del ayuntamiento, Gabriela Castro Aguilar.

    “No puede ser más ambicioso, porque aunque estamos preparados para recibir arriba de 10 mil, por el cuidado que tenemos en el sitio, las actividades deben estar diseñadas no para más de seis mil personas en los cuatro días del festival”.

    Informó que las actividades se realizan en base al control de la capacidad de carga y para propiciar que haya circulación en el sitio, que no se concentren todo el peso y las personas en el sitio arqueológico, sino que se permita un flujo de los visitantes.

    Del 20 al 23 de marzo habrá actividades, algunas danzas en el sitio donde se encuentran las pirámides y el resto de ellas en el centro interpretativo que se encuentra metros antes de la entrada.

    Se prevé la instalación de un corredor artesanal, donde se mostrará el trabajo en piedras —principalmente obsidiana— que elaboran los habitantes de la región, así como un corredor gastronómico y uno más enfocado a la salud natural.

    Los recorridos turísticos iniciarán desde el jueves 20, detalló Castro Aguilar, junto con proyecciones de documentales y conciertos nocturnos.

    Tras el fenómeno meteorológico ocurrido en Teuchitlán en el mes de junio, cuando una parte del municipio sufrió inundaciones, la directora de Cultura comentó que en el sitio de Guachimontones no hubo daños, sólo deslaves en algunas estructuras que, dijo, fueron atendidas de inmediato.

    Explicó que actualmente no se está trabajando en el descubrimiento de más estructuras, sino que la investigación está enfocada en saber más sobre la civilización que ahí vivió.

    Fue en los años noventa, por iniciativa del arqueólogo Phil Weigand, cuando se inició el estudio sistemático de este sitio con un proyecto de colaboración entre el Colegio de Michoacán, la Secretaría de Cultura de Jalisco y el gobierno municipal.

    Cada mes Teuchitlán tiene a un municipio de la región como invitado para que el sitio turístico sirva como escaparate para mostrar la cultura de cada lugar, y el actual es el municipio de Cocula.

    “Contar con esta riqueza arqueológica es un privilegio y Teuchitlán no se proyecta solo, sino que integra a los demás municipios para que éste sea el sitio de llegada, pero que a su vez permita presentar la región ante el turismo”.

    Artículo anteriorYolanda Ramírez Míchel
    Artículo siguienteEl líder manipula o influye