Un diablo llamado Hernán Cortés

120

Luego de su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara el pasado mes de marzo, el documental Hernán Cortés, un hombre entre Dios y el Diablo tuvo también una proyección especial del otro lado del Atlántico, hasta España, donde la historia de este personaje militar es también una historia contada a medias.

La Casa de América de Madrid fue el espacio indicado para la presentación de este largometraje cuya intención fue, entre otras, dar a conocer la persona de Hernán Cortés y no sólo al personaje, desmenuzar los mitos y realidades que giran en torno al conquistador que lideró la estrategia para acabar con el imperio mexica.

La presentación del documental, que fue resultado de una coproducción de Canal 44 de la Universidad de Guadalajara, TV UNAM, de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR) y que contó con el apoyo de las fundaciones UNAM y Miguel Alemán, se desarrolló en un evento el pasado 31 de marzo, al que acudió la embajadora de México en España, Roberta Lajous.

En la proyección en Casa de América estuvo también el director del documental, el español Fernando González Sitges, quien dijo que todavía persiste un “mojigaterismo” que hace parecer que da miedo hablar sobre la figura de este personaje.

“Con el documental podemos conocer nuestra historia que es una auténtica tragedia”, comentó González Sitges sobre la cinta que fue rodada en ciudades como Cáceres, Madrid y Salamanca, así como en México, en los estados de Veracruz, Puebla, Quintana Roo y Tlaxcala.

Asimismo, el Presidente del SPR, Armando Carrillo Lavat, presente también en la proyección de la cinta, señaló que en la realización del documental se encontró la riqueza de otro personaje importante para la historia de México: la Malinche, por lo que no descartó que sea el próximo tema central de una producción.

Además de su nominación para el Premio Mezcal del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, Hernán Cortés, un hombre entre Dios y el Diablo, fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo del Club de Periodistas A. C. como el mejor documental de 2015.

Para la realización del largometraje también fue necesaria la colaboración del Departamento de Lenguas de la UNAM, ya que parte de los parlamentos —especialmente los de la Malinche y Moctezuma—, fueron hablados en las lenguas maya y náhuatl.

Al ser un proyecto respaldado por dos instituciones educativas, fue importante en el documental contar con el sustento del conocimiento de importantes historiadores como Miguel León Portilla, Eduardo Matos y Bernard Brunberg.