Un atlas de la salud de los tonaltecas

    348

    La neurofarmacología, de acuerdo al médico e investigador del Centro Universitario de Tonalá, Eddy Willie Morales Sánchez, es una ciencia que se aplica en los nuevos conocimientos para conocer el funcionamiento del sistema nervioso, “poder generar una aplicación terapéutica” y ofrecer la oportunidad de “generar un diagnóstico en enfermedades neurodegenerativas”. En el centro universitario, Morales Sánchez aplica sus conocimientos en esta ciencia, principalmente en enfermedades neo degenerativas “tipo demencias”, como Alzheimer, y enfermedades asociadas con el movimiento, al que se incluye el Parkinson y trastornos del sueño.

    La función principal de la neurofarmacología es “el tratamiento y estrategias para disminuir la propia enfermedad, porque hablar de una cura es complicado, pero sí aplica para entender los contextos de la enfermedad, y la enfermedad en sí; y cómo ésta puede ser modificada para mejorar el estilo de vida del paciente, para retrasar la progresión de este mal”.

    Esta ciencia y su conocimiento, a manera de programa piloto, está siendo aplicada a favor de los pobladores tonaltecas; sin embargo se pretende que a partir de esta experiencia, progresivamente se aplique en los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara y, también, en toda la zona Occidente del país. La investigación se realiza en colaboración con varias instituciones médicas de Jalisco, pero en CUTonalá ya se prepara a los estudiantes de Gerontología y a los alumnos de la Universidad de Guadalajara en el área de Medicina y de Neuropsi-cología “con estudiantes que provienen de otras instituciones de la república”.

    El programa ya se trabaja con pobladores, de manera directa, y se pretende conocer previamente las principales enfermedades de este tipo entre los habitantes de Tonalá, en primera instancia y a manera de prueba piloto. Apenas iniciado, y conforme a lo dicho por el investigador, aún no se tienen localizados los males más comunes que padecen los tonaltecas; basado en experiencias en otras regiones, lo que se tiene ya especificados son los padecimientos que sufren en la región de los Altos, donde dice Morales Sánchez, “la mayor incidencia es el Alzheimer. En la zona de la Ciénega es donde mayormente hemos encontrado estos casos, pero en Tonalá apenas estamos realizando el diagnóstico para saber los factores de riesgo para, en seguida, realizar el diagnóstico directo de las enfermedades y su tratamiento”. No obstante, “lo que se espera es que debido al índice en aumento de adultos mayores en Tonalá, se tengan las mismas enfermedades endémicas debido a que son las de mayor incidencia en algunas regiones de Jalisco”.

    Actualmente se trabaja con personas de la tercera edad, sin embargo, debido a las nuevas tendencias de las enfermedades “también en Tonalá se trabajará con adultos jóvenes”.

    Esto les llevará a la observación de procesos familiares, es decir, “de acuerdo a lo que encontremos en los adultos mayores de Tonalá, de algún modo se determinará si las enfermedades también las podrán padecer las siguientes generaciones”.

    En esta etapa de la investigación se realizan diagnósticos entre los tonaltecas en los que se “toman en cuentan los factores de riesgo y las condiciones sociales” para saber con exactitud cuáles son las enfermedades de mayor tendencia entre la gente.

    Entre los factores que en Tonalá se consideran son las condiciones de sus hábitat, “podrían ser diferentes las enfermedades de una zona y otra, en la misma población, ya que las personas que viven en las colonias donde hay ladrilleras mantienen diferentes riesgos a las que viven en las comunidades más céntricas y las zonas donde viven los alfareros otras, de acuerdo a las condiciones de riesgo que prevalecen”.

    Las enfermedades metabólicas, que son de orden global, como la obesidad, la diabetes, hipertensión, se estima que en Tonalá son altas, pero “nosotros realizaremos una correlación con las enfermedades neurológicas para saber los factores que determinarán la gravedad y el número de posibles casos que tengan una mayor incidencia entre los tonaltecas”.

    En esta primera etapa el proyecto pretende, en todo caso, “determinar los factores de riesgo para la salud en la población y detectar sus mayores problemas, para luego de su diagnóstico considerar el manejo de los padecimientos de una manera adecuada y a favor de la salud de los habitantes de Tonalá”, dice para finalizar el investigador Eddy Willie Morales Sánchez.