Un arma de paz

    120

    Hace 40 años sucedió en México uno de los hechos más tristes y lamentables de toda nuestra historia: la matanza de Tlatelolco.
    Hasta la fecha la historia no se conoce del todo bien. Tenemos la versión oficial que, aún siendo aterradora, no se acerca al sufrimiento de miles de estudiantes que murieron por el simple hecho de no estar conformes, de miles de familiares que se cansaron de esperar noticias y de exigirle a las autoridades un cuerpo para tener una tumba en donde rezar y llevar flores.
    íšltimamente he estado leyendo del tema y aunque es un hecho que lo estudié en primaria, aún sigue impactándome la cantidad de información que se tiene y la cantidad de gente impune que aún vive y camina tranquila por las calles.
    No es mi intención remover viejas heridas, simplemente quiero que la gente no lo olvide, que sepan que es algo que sí existió, más allá de una simple película o un buen libro, pues es parte de nuestra historia, es un hecho que sigue doliendo a pesar de que pasan los años.
    “Si no queremos que vuelva a pasar, nuestra memoria es un arma de paz”.