Transporte incluyente

    434

    El pasado 8 de mayo inició la ruta empresa T02 con unidades con características que no tiene ningún otro estado del país, por ejemplo: sistema de prepago, videocámaras, funcionamiento con gas natural comprimido para menor contaminación, portabicicleta, internet inalámbrico, asientos ideales para gente pequeña, etc. También se anunció que contarán con accesibilidad universal, pero lo cierto es que en eso no se avanzo para el grupo más numeroso de las personas con discapacidad, las de discapacidad motora que utilizan silla de ruedas para movilizarse, ya que sigue existiendo sólo el 10 por ciento de unidades con rampa, mismo porcentaje que se tenía contemplado desde el año 2005. Incluso en la normatividad para regular el servicio de transporte público urbano aprobada en el año 2013, habían publicado un incremento del 10 al 20 por ciento de las unidades con rampa, pero luego las autoridades estatales se retractaron y lo regresaron al 10 por ciento.

    Pero también hoy existe un muy interesante dictamen en el Congreso del Estado, que ya aprobó la Comisión de Asuntos Metropolitanos, que pretende establecer como obligatorio que cuando una unidad de transporte público urbano después de 10 años de servicio se deba retirar, se remplace con una unidad con rampa. Esto implicaría que en 10 u 11 años el 100 por ciento de las unidades que brindan el servicio sean totalmente incluyentes. ¡Buena propuesta de las y los diputados que participan en dicha comisión! Ahora esperemos que el pleno lo apruebe y que el Gobierno del Estado no vete esta propuesta de reforma para proteger los intereses de los empresarios del transporte urbano en perjuicio de las personas con discapacidad motora.