Sensibilización sobre género

280

Para muchos jóvenes en edad de bachillerato, la equidad de género significa “glorificar a las mujeres por encima de los hombres”. Otra forma en la que en ocasiones ellos y ellas conciben este concepto es “ir en contra de todo lo establecido por la cultura masculina”, “promover el feminismo” y “pronunciarse por el odio hacia los hombres”.

Lo anterior es resultado de una prueba piloto en la que participaron alrededor de 200 alumnos de primer semestre de la Escuela Vocacional de la Universidad de Guadalajara, y que fue aplicada por docentes de esta preparatoria con la intención de conocer las ideas de los alumnos en torno a la equidad de género y su disposición para participar en actividades que fomenten el conocimiento sobre el tema.

María de la Luz Enríquez, académica de la preparatoria, considera que estudiantes, tanto hombres como mujeres, en ocasiones no tienen conciencia de su valor dentro de la sociedad y “siguen imperando tradiciones culturales”.

Ejemplificó que “un gran número de chicas, por cuestiones culturales, es probable que la prepa sea el último nivel que van a estudiar, porque así se lo manifiestan sus padres. Otras expresaron que ya se iban a casar, por lo que seguir estudiando era tirar el dinero a la basura”.

A través de un proyecto denominado “Taller de sensibilización en línea sobre la equidad de género para las y los adolescentes de la Escuela Vocacional”, los académicos participantes buscarán “desmitificar estas ideas” y analizar, diseñar, implementar y evaluar estrategias que permitan que los jóvenes desarrollen competencias que contribuyan a la equidad de género, para “reconocer y promover una actitud respetuosa ante la diversidad de creencias, valores y prácticas sociales”.

Enríquez abundó que “el objetivo es que comprendan que hablaremos de perspectiva de género: las ventajas de ser chica contra las desventajas de ser chico y al revés, como el vivir en una cultura que, por ejemplo, los fuerza a que sean ellos los proveedores de casa”.

Con este proyecto, el cual fue beneficiado con un apoyo económico a través de la convocatoria “Fomento a la investigación educativa en el Sistema de Educación Media Superior 2016”, los investigadores identificaron prácticas en el estudiantado: “Encontramos cuestiones de falta de respeto entre los sexos, de bullying y situaciones de violencia”.

Con base en estos resultados, los investigadores plantearon la pertinencia de realizar el taller, que impartirán a partir de octubre próximo en una plataforma en línea, pero con sesiones presenciales. “Estaremos trabajando en las aulas de cómputo, acompañando a los jóvenes y viendo las reacciones que chicos y chicas puedan tener con los ejercicios para concientizar”.

El curso está pensado con actividades reflexivas y ejercicios que vinculen cuestiones teóricas avaladas por expertos en equidad de género, pero con un lenguaje adaptado para los adolescentes, según explicó la profesora.

En noviembre realizarán un análisis de los resultados y para fin de año los difundirán.
La intención es que este modelo pueda ser replicado en otras preparatorias de la UdeG. “Es un estudio más cualitativo que cuantitativo. No vamos por cifras, sino por rescatar la experiencia de los jóvenes, el antes y el después”, mencionó la docente.

Destacó la participación de los profesores de la Escuela Vocacional, Alfredo Jiménez Barragán, Laura Cristina Vanegas Campa, Jazmín Aviña López, Ana Érika Fernanda Guzmán Jiménez, así como a los alumnos de cuarto semestre Dania Michelle García Flores y Juan Manuel Ascencio Reyes.

En el plan de estudios del Bachillerato General por Competencias (BGC), el tema de la equidad de género es analizado a través de la Unidad de Aprendizaje de Sexualidad Humana.

En asignaturas como diseño y plan de vida se llega a hablar del tema, pero de manera general, mientras que en el Bachillerato Tecnológico en Turismo ofrecido en la Escuela Vocacional, en la Preparatoria de Tequila y en la de Chapala, se imparte durante un semestre una asignatura sobre equidad de género.

“Por eso nos dimos a la tarea de hacer un taller que abordara específicamente el tema, sobre todo en cuestiones de cuidado a la salud, métodos anticonceptivos, relaciones de pareja y métodos anticonceptivos con perspectiva de género”.