Salvar el Parque Nacional de Jalisco

    457

    La voracidad de los empresarios de la industria inmobiliaria, que no respetan reglamentos municipales y áreas naturales protegidas; a los que no les importa si sus proyectos urbanísticos generan deterioro ambiental o si son proyectos de baja calidad para los que vivirían en ellos, y con la complacencia de algunas autoridades, puede afectar un área natural estratégica de la Zona Metropolitana de Guadalajara como lo es la Barranca de Huentitán-Oblatos-Río Verde.
    Ya en su momento, durante la administración de Emilio González, se intentó construir el Estadio Panamericano de Atletismo, que conllevaba un extraordinario negocio inmobiliario, pero la sociedad civil organizada no se lo permitimos.
    Hoy estamos en un momento clave para rescatar el proyecto del Parque Nacional de Jalisco, para de una vez por todas asegurar nuestra preciosa Barranca de Huentitán. Dicho proyecto, aprobado en su momento por el Cabildo de Guadalajara, pretende reorientar el proyecto del Parque Zoológico Guadalajara, recuperar el proyecto del Centro de Ciencias y Tecnología Planetario Severo Díaz Galindo y crear el Jardín Botánico Metropolitano de Guadalajara, en el marco de la majestuosidad de la Barranca de Huentitán-Oblatos-Río Verde.
    ¿Tenemos los funcionarios estatales y municipales, los legisladores y los empresarios visionarios y comprometidos con Jalisco para proteger el patrimonio medioambiental de los jaliscienses? ¿Tendrán la estatura que tuvieron los regiomontanos en 1989 cuando decidieron iniciar la construcción del bellísimo e impresionante Parque Fundidora, orgullo de los nuevoleoneses?