Salud itinerante

165

“No tengo protección a mi salud ni por el ISSSTE ni del seguro [IMSS], y aunque la tuviera, vendría a los análisis del Hospital Civil”, dice Rodrigo Barrera Orozco, de 56 años, quien hizo un traslado de 70 minutos desde la colonia Chulavista, en Tlajomulco, para realizarse análisis de sangre en la colonia La Aurora, en Zapopan, donde se encuentra personal médico realizando análisis de laboratorio gratuitos en las unidades móviles de salud del Hospital Civil de Guadalajara.

“Es para prevenir futuras enfermedades que por la edad podemos padecer. Ahorita traigo un poquito de presión alta y sé que eso desencadena una serie de situaciones problemáticas. Por ejemplo problemas renales, o el corazón se agranda”, comentó Barrera.

El mismo día, en la colonia Constitución, en Zapopan, más de 30 personas entre adultos y niños, fueron atendidas por enfermeras y pasantes de medicina, mientras que en la zona Oblatos, afuera de la parroquia de los santos Crispin y Crispiniano, en tres horas atendieron a otras 40.

“Las personas ya nos ubican y nos buscan, porque están lejanas de los hospitales y siempre encontramos por lo menos una con diabetes o hipertensión”, dijo Martha Mendoza García, médico endocrinólogo adscrito a la unidad móvil de salud, quien aseguró que la motivación de su trabajo es “detectar oportunamente las enfermedades crónico degenerativas, porque sabemos que la detección temprana es lo más importante”.

Diabetes, hipertensión, dislipidemias, colesterol elevado, insuficiencia renal, así como cáncer cervicouterino, son algunas enfermedades que se pueden diagnosticar mediante los estudios realizados en las unidades. “También enseñamos a las mujeres a explorar sus mamas. Les brindamos consulta a las personas en ayuno y les realizamos una historia clínica”.

La mayoría de las personas que acuden a solicitar los servicios tienen entre 30 y 50 años. Sin embargo, en la nueva sede de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola, los niños acuden a cita con nutriólogas que los orientan sobre estilos de vida saludable y a la vez tienen acceso a pruebas para detectar problemas de la vista.

“El concepto de atención en la unidad móvil varía dependiendo de la sede. El equipo está conformado por un médico responsable, un químico farmacobiólogo, médicos internos, de pregrado y enfermeras, es decir, de seis a siete personas. Los aparatos están en perfectas condiciones, por lo que la veracidad de los resultados es total”.

Las brigadas de salud de los hospitales universitarios son pioneras en su tipo. En sus 15 años de labores han visitado lugares como Teúl, Jérez de García Salinas y Juchipila, en Zacatecas, así como 180 municipios de Jalisco y Michoacán.

En el mismo periodo han realizado 780 mil estudios de laboratorio, aproximadamente 39 mil exámenes de Papanicolaou, atendido a 30 mil diabéticos conocidos, 42 mil hipertensos y detectado 10 mil nuevos casos de diabetes, informó el director del Hospital Civil de Guadalajara, Héctor Raúl Pérez Gómez.
“De forma ininterrumpida, las unidades móviles de salud han atendido a aproximadamente 330 mil personas. Comenzó a funcionar en 1999, como un consultorio móvil y a lo largo de los años, con apoyo de la Fundación Hospitales Civiles de Guadalajara y gracias a donativos, contamos con cinco unidades. Las dos últimas las adquirimos en 2006 y las destinamos para el diagnóstico de enfermedad renal silenciosa”, informó el directivo.

La enfermedad renal silenciosa es un aspecto preocupante, ya que de 50 mil personas que han examinado por sospecha de enfermedad renal, cinco mil casos han sido positivos.

“Ha sido un programa que ha salvado una cantidad importante de personas al detectar oportunamente enfermedades de este tipo, y un ejemplo a seguir en Jalisco y fuera del estado”.

Las unidades móviles de salud buscan situarse en colonias de escasos recursos o que no cuentan con algún centro de salud cercano.

A pesar de que el Seguro Popular representa una opción de seguridad social, los esfuerzos son insuficientes. Ello lo demuestra la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS) de 2013, la que destaca que tres de cada 10 mexicanos no gozan de protección a la salud.

En cuanto a las unidades móviles, siete de cada 10 personas que acuden son derechohabientes.

Para el director de los hospitales de la Universidad de Guadalajara, las unidades no suplen la falta de cobertura, porque son itinerantes. Sin embargo, sí generan “la actitud para estar atentos a la prevención y al trato oportuno de la enfermedad”.