Reunión CUDI 2017

899

La gestión de un presupuesto adicional para incentivar la conectividad local, regional y al interior de las universidades, es indispensable para que las Instituciones de Educación Superior (IES) cumplan con los desafíos que plantea la implementación del artículo 213 de la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Coincidieron en ello los representantes de las IES que integran la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet AC (CUDI), durante la clausura de los trabajos de la Reunión CUDI 2017, que tuvo lugar en Puerto Vallarta, y cuya anfitriona fue UdeG.

La coordinadora general administrativa de la UdeG, Carmen Enedina Rodríguez Armenta, se pronunció en favor de plantear una estrategia en “múltiples vías” para que las universidades accedan a recursos adicionales que faciliten la instrumentación de la “última milla” en la estrategia nacional de conectividad.

“A todos nos motiva el objetivo de potenciar el desarrollo de la educación, la investigación y la innovación en los ámbitos académico y científico (…). Todos los que estamos aquí reconocemos que tenemos que aportar de nuestro gasto operativo y de nuestras propias instituciones para podernos interconectar”, expresó.

La Cámara de Diputados, por medio de la Comisión de Educación, destinó 50 millones de pesos a CUDI hace cinco años, con el fin de acercar a las universidades a una conexión de fibra óptica, recordó Rodríguez Armenta.

Reiteró el compromiso de la UdeG con la Presidencia de la República en la adopción de internet como un instrumento que permite el desarrollo social, “tal es el caso del programa México Conectado en el cual la UdeG participa como instancia coordinadora nacional”.

Víctor Carreón, director adjunto de Planeación y Evaluación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) informó que, derivado de los acuerdos alcanzados en la más reciente reunión con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en breve se elegirá a la institución u organismo encargado de la operación de la estrategia nacional de conectividad en materia de ciencia abierta.

La estrategia nacional plantea cuatro niveles de operación: la conectividad al exterior, que opera a través de la CUDI con financiamiento del Conacyt; la conectividad al interior del país, bajo responsabilidad de la SCT. Para la conectividad regional-local se plantea la instalación de 42 anillos de fibra óptica en las principales zonas metropolitanas de México, con recursos tanto del Conacyt como de las propias IES.

Artículo anterior¡Qué difícil ser un monstruo!
Artículo siguienteQuién nos defiende de los viene-viene