Respaldo firme a la UNAM

102

Ante los hechos que han afectado a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las voces de solidaridad con la Máxima Casa de estudios del país se han dejado escuchar de manera firme. Tanto la Universidad de Guadalajara (UdeG) como la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), y otros organismos, reprobaron los hechos y manifestaron públicamente su solidaridad con la institución.
El pasado viernes 19 de abril personas encapuchadas tomaron las instalaciones de Rectoría. Sus exigencias: liberar a otros estudiantes que participaron a inicios del mes de febrero en un enfrentamiento en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan. “Voy a defender a la Universidad con toda entereza y sin provocaciones”, señaló el lunes 22 en una rueda de prensa el Rector de la UNAM, José Narro Robles.
Por su parte, el Rector general de la UdeG, el maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, externó su preocupación por los hechos y afirmó que es el Estado quien debe ser garante del estado de derecho y de la autonomía universitaria. Además, el Consejo de Rectores, de la UdeG lamentó el daño que ocasionó un grupo de jóvenes a la emblemática institución educativa del país. Para reafirmar su solidaridad con la UNAM, el Consejo de Rectores publicó el jueves 25 de abril, un desplegado en diarios de Jalisco y nacionales.
La ANUIES, que encabeza su Secretario General Ejecutivo, doctor Rafael López Castañares, emitió también un pronunciamiento oficial que señala: “La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior se solidariza con la Universidad Nacional Autónoma de México. Respalda incondicionalmente la actitud conciliadora, responsable y enérgica en la búsqueda de la aplicación de la ley que se advierten en el liderazgo del rector José Narro Robles”.
“Con la certeza de que el reprobable conflicto que actualmente lastima a la Máxima Casa de Estudios del país se resolverá sin afectar su grandeza, ni el prestigio del enorme caudal de profesionales que se forman en sus aulas”,  manifiesta el organismo que aglutina a 175 instituciones de educación de este país en su pronunciamiento oficial.
El pasado jueves 25 de abril, 75 organismos como asociaciones de académicos, científicos, profesionistas y empresarios, hicieron patente su solidaridad con la UNAM y se sumaron a la exigencia de que quienes ocupan ilegalmente la Torre de Rectoría, entreguen las instalaciones. Al cierre de esta edición, 26 de abril, el conflicto continuaba.

“Pasamos por lo mismo”: Universidad Michoacana
En entrevista con La gaceta, el doctor Salvador Jara Guerrero, Rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, que sufrió de un paro de labores de 47 días este año, detalla que por las exigencias de unos pocos se están afectando a miles de estudiantes.
“Son eventos como los que nosotros hemos sufrido durante muchísimos años, y son eventos que también sufrieron otras universidades, incluidas la Universidad Nacional. Esto en gran medida refleja un desanimo, una infelicidad, una desazón con los modelos mundiales de desarrollo. Los jóvenes, son los primeros en reaccionar con impulsividad, pero por supuesto que esto no justifica los actos vandálicos. Ese es el otro punto importante, la obligación de todo gobierno es mantener la tranquilidad y estabilidad en favor de las mayorías. Aquí ha ocurrido que toman la institución cien estudiantes y afectan a 55 mil y en la Universidad Nacional un grupo pequeño afecta a 300 mil alumnos”.
Jara Guerrero reiteró su solidaridad de la Universidad Michoacana con los estudiantes, académicos y directivos de la UNAM, y confiados en que todo se resolverá en buenos términos, por el bien de la educación pública de este país.
“En primer lugar hay que tener prudencia. No hay que quedarse quietos, sino que poco a poco cambie esta cultura. Si uno permite que jóvenes, que en ocasiones no son estudiantes, se salgan con la suya, es mal ejemplo para todo México. Igual un mal ejemplo sería pretender desalojarlos por la fuerza sin dar la oportunidad de ningún diálogo. Pero el señor Rector Narro ha estado proponiendo un  diálogo claro, serio, transparente y público. Y lo que yo observo de los jóvenes que tienen en su poder las instalaciones  es solamente beligerancia. De tal forma que habrá que ir tomando medidas, pero siempre muy apegados a la ley y a los derechos humanos”.
Por separado, el doctor Pablo Arredondo Ramírez, Rector del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la UdeG, calificó el acto como lamentable. “Con el pretexto de ciertas causas que pudieran ser legítimas o no, comentó, se procede de manera tal que se violentan los derechos de toda la comunidad por este grupo de jóvenes, que no nos queda claro del todo si son auténticos estudiantes y persiguen legítimamente la causa que abogan”, señaló.
Dijo que la toma de rectoría es preo-cupante, “porque la autonomía universitaria es aprovechada por algunos grupos y porque en las universidades deberíamos dirimir nuestras diferencias de otra manera, no tendríamos porqué violentar instituciones tan nobles como las universidades”.
Recordó que la UdeG tiene una estrecha relación con la UNAM. “Nos preocupa que una universidad hermana, la más emblemática del país sea objeto de situaciones tan penosas como la toma de las instalaciones de la rectoría y el daño que se hace al patrimonio histórico de la humanidad. Las universidades somos espacios para la crítica pero también para el diálogo”.
Y el doctor Armando Zacarías Castillo, rector del Centro Universitario de los Lagos (CULagos), señaló que el hecho que ya fue analizado por las autoridades universitarias y sancionado por el Tribunal General Universitario.
“Por lo tanto, es un caso ya juzgado por un marco institucional jurídico, y aunque tienen derecho a la expresión, la forma en la que lo están haciendo es un enfrentamiento directo al estado de derecho. La UdeG y la UNAM, comparten la misión del trabajo científico y la formación académica de los jóvenes”.