Redes sociales y empleo

    98

    Recientemente me encontraba leyendo el periódico y en el mismo encontré un artículo interesante y alarmante sobre la influencia, tan bien conocida, que tienen las redes sociales, y que ahora te pueden costar hasta el empleo.
    Mencionaba cómo las empleadoras hoy analizan los datos de los posibles candidatos para conocer si cumplen con el perfil que buscan y si éste cuenta con la personalidad adecuada.
    Es más que claro que tu perfil dice mucho de ti como persona, así como de las decisiones que tomas libre y voluntariamente. Desde el lenguaje que utilizas, las fotos que subes y los comentarios que la gente hace de ti. Actualmente tienen un mayor significado del que jamás pensamos.
    Estos espacios que muestran a las personas sin censura y cuya función es la de “socializar”, deberían limitarse meramente a eso. Claro está, cada cual tiene la necesidad de divertirse y estas prácticas no deben condicionar la función de un trabajador ni la dignidad de la persona.
    Esto no significa que realizará dichas acciones dentro del marco laboral. Si bien es cierto que se muestran aspectos importantes a considerar, no deberían de ser tomados tan a pecho, ya que de ser así, todas las personas quedarían “en la mira” y expuestas.
    La intimidad no debe entrometerse con lo laboral. Ni a las personas debería cuestionárseles de la misma forma. Este medio tiene que ser utilizado únicamente como red social, no como referencia laboral o almacén de currículos.