Reconocen labor de la UdeG

270

El Congreso del estado de Jalisco hizo entrega de dos reconocimientos a la Universidad de Guadalajara, uno por sus contribuciones al desarrollo académico de investigación y formación, y otro por sus aportaciones científicas en el área de neurociencias.
Durante la sesión solemne en el recinto legislativo, el pasado 11 de octubre, el Rector general de la UdeG, José Trinidad Padilla López al recibir los galardones subrayó que a sus 80 años, la Universidad está plena de juventud y dinamismo, pero con madurez en el ejercicio de sus funciones.
Posee un sistema de educación media superior y superior que cubre las regiones más importantes del estado. La Red universitaria de Jalisco, modelo que otras instituciones han imitado, es producto de un ímpetu transformador que la UdeG posee desde su reinauguración en 1925, cuando se comprometió a impartir educación laica y gratuita, apuntó Padilla López.
“No solo de su carácter gratuito vive la educación superior, por ello nos hemos afanado en la búsqueda permanente de calidad, en elevar indicadores de desempeño y en la puesta a punto de nuestras estrategias de innovación, internacionalización, extensión, investigación y gestión, así como la permanente disposición de rendir cuentas a la sociedad, que destina sus impuestos al sostenimiento de las tareas universitarias”.
Ello se manifiesta en la cantidad y calidad de egresados que la UdeG devuelve a la sociedad. Estos, subrayó el Rector general, han de enriquecer a la ciudadanía con aportaciones al desarrollo económico, social, político y cultural.
“Estamos llamados a continuar la tradición bicentenaria de educación superior de Jalisco, pero adaptando nuestro actuar a los cambios internos y del entorno. Damos servicio a más de 180 mil estudiantes en todos los niveles. Más de 300 académicos pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores y hemos acreditado la calidad de 38 de nuestros programas educativos”.
El congreso también reconoció a cinco científicos del Departamento de Neurociencias, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, por descubrir la utilidad del ácido lipoico en afecciones de tipo cerebro vascular, luego de cinco años de trabajo. El equipo de investigadores está integrado por Óscar González, Rodrigo Ramos, Sonia Luquín, Joaquín García y Teresita Villaseñor.
De acuerdo con el poder Legislativo, este descubrimiento se traduce en una aportación a la ciencia médica mundial que permitirá prevenir y afrontar con mayores herramientas las enfermedades cardiovasculares, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es la tercera causa de muerte en los adultos mayores de 35 años en el mundo. El ácido lipoico permite controlar algunas secuelas de los accidentes cerebro vasculares (hemiplejía, ceguera y sordera).
Durante la sesión solemne, representantes de las diversas bancadas en el congreso, destacaron la labor de la Universidad, recordaron su compromiso con la sociedad y estuvieron de acuerdo en que el presupuesto de esta casa de estudios es restringido y se requiere la suma de todos para fortalecerlo.