Pasaron las elecciones

    13

    Pasó el 2 de julio, y ahora todo un brete se ha desatado por el análisis de qué le sucedió al partido perdedor, pero también impugnaciones. Da risa leer declaraciones de políticos sobre compra de votos, acarreados y recuento de boletas.
    Son muchas lecturas, mucho que traigo atorado y poco el espacio como para lamentos, quejas y sugerencias. Sólo me queda claro: la democracia está fuera del diccionario mexicano. Aún más, cuál es la educación política de los mexicanos que se vendieron, si es que fue cierto, por seis años con una despensa, una tarjeta de súper o dinero en efectivo por un voto.