Organizan congreso de estudios internacionales

49

El ascenso de líderes antiinmigrantes, racistas, prejuiciosos y desconfiados de los beneficios de una globalidad, ha generado un contexto internacional complicado, señaló la diplomática Olga Pellicer de Brody, quien consideró que México no puede quedarse callado, sobre todo en temas como el incremento del armamentismo nuclear en varias naciones.

La expresidenta de la Comisión de la Mujer en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recibió el Premio “Isidro Fabela” durante la inauguración del trigésimo segundo Congreso Anual de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales con el tema: “Diversificación de las relaciones internacionales de México y el mundo: ¿Hacia una reconfiguración global?”, con sede en la UdeG. China, como parte fundamental de la reconfiguración global, es el país invitado.

En su mensaje, en el Conjunto de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara, la periodista y exembajadora de México en Austria, recordó que la renuencia de ciertos líderes ha debilitado a los organismos multilaterales como la ONU o la Unión Europea.

Por ejemplo, el presidente Donald Trump, dijo, ha decidido que Estados Unidos de América (EUA) abandone el Acuerdo de París sobre cambio climático, se ha negado a acatar decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU y ha retirado a EUA de la UNESCO.

“Se suman otros hechos negativos. Uno de los más preocupantes es que Rusia y EUA han incrementado su gasto militar destinado a la modernización y creación de nuevas armas nucleares. A su vez, los adelantos tecnológicos abren la puerta a nuevos peligros; por ejemplo, ataques cibernéticos que pueden ser igual de destructivos, o más, que los que se conducen con armamento convencional”, afirmó la académica del Instituto Tecnológico Autónomo (ITAM).

“Frente a ese mundo en caos, ¿cuál debe ser la política exterior de México, donde pronto tomará posesión, por primera vez en la época contemporánea, un gobierno de izquierda, acompañado de una fuerte legitimidad electoral? Por supuesto, no se puede pensar en la opción del silencio. Al contrario, es el momento de alzar la voz”, subrayó.

Pellicer de Brody dijo que asuntos prioritarios para México son: mantener viva la oposición al armamentismo en todas sus formas, tanto masivas y convencionales, pues estas últimas llegan a fortalecer a la delincuencia organizada en el país; la defensa de los derechos humanos de los migrantes; el impulso de la implementación del Acuerdo de París sobre cambio climático; comprometerse con la agenda de desarrollo sostenible, además de promover la candidatura de México para ingresar en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El rector del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), doctor Héctor Raúl Solís Gadea, dijo que lo que ocurre en otras latitudes impacta en nuestro país.

“Cuando se trastocan las relaciones internacionales, cuando América Latina asiste a un realineamiento de fuerzas, cuando nuestro propio país tendrá un gobierno con una orientación distinta a la que hemos tenido en 30 años, tenemos grandes desafíos y la posibilidad de actuar con dignidad”, dijo.

 

Ascenso de China no es cuestión de suerte
China ha dinamizado los mercados, y eso ha impactado en la recuperación de la economía mundial y la estabilidad financiera de diversos países, consideró Qiu Xiaoqi, Embajador de esa nación asiática en México, durante la conferencia inaugural del congreso.

Explicó que ese éxito no es cuestión de suerte, sino de factores como el pragmatismo chino y la apertura.

“China tiene un sentido pragmático para explorar su propio camino de desarrollo. Nuestra reforma y apertura ha sido auténtica y única, sin tener otra referencia en el mundo. Desde las zonas rurales hasta las suburbanas, y desde los proyectos piloto hasta su aplicación a nivel nacional, y desde una reforma económica y una reforma integral en todos los ámbitos, no hay referencia”, dijo al respecto del éxito de China.

“El pueblo chino cree en acciones concretas, porque hacen que un país prospere”, dijo.

El congreso fue organizado por el CUCSH, y la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales, del 18 al 20 de octubre. Participan alrededor de 700 ponentes.