Oficializan preparatorias

417

En la sesión aprobaron 42 dictámenes más. El Rector general, Carlos Briseño Torres, exhortó para que dieran esta aprobación, la cual fue lograda por unanimidad y cuya primera fase requiere invertir 30 millones de pesos, recurso que se divide en gastos operativos: contratación de personal académico, administrativo y, por otra parte, en infraestructura.
Las nuevas preparatorias están ubicadas en los municipios de Concepción de Buenos Aires, Cajititlán, Mezcala (Poncitlán), Ojuelos, Quitupan, Santa Anita y Villa Lázaro Cárdenas, en Zapotiltic.
Sobre esto, Briseño Torres explicó: “Con esta aprobación damos un primer paso para hacer justicia a miles de jaliscienses que no tienen la oportunidad de estudiar en la zona metropolitana de Guadalajara. También se apoyará a la primer escuela cuya población es casi indígena y se ubica en la delegación de Mezcala, en el municipio de Poncitlán”.
El Rector general agregó que la siguiente fase considera la mejora o remodelación de los edificios. “Una vez que se incorporan, algunas de ellas tienen edificios que los hicieron los municipios o con apoyos de los padres de familia. La Universidad recibe ahora esas instalaciones y poco a poco las dotaremos de más servicio e infraestructura”.
En su mensaje, el Rector general reiteró la importancia de que se amplíe el presupuesto para el siguiente año, con lo que se contará con mayor cobertura para licenciatura y preparatoria, y que oscila en 70 por ciento de todo Jalisco.
“He tenido algunas reuniones con el gobernador del estado, y en todas hemos reiterado esta petición. Hasta ahora han sido encuentros donde hemos expuesto las necesidades y proyectos, y esperamos que se tenga una buena respuesta”.
En esta sesión, y por primera ocasión, el Consejo General Universitario otorgó el Galardón honorífico universitario Enrique Díaz de León, reconocimiento que fue entregado en el paraninfo Enrique Díaz de León, a Octavio Raúl Parga Jiménez, Hermilio López Bassols, Martha Eugenia Lara Zúñiga, José Guadalupe Hernández Claire y Guillermo García García, y el doctor Mario Rivas Souza, a quien recientemente se le otorgó un reconocimiento por más de 50 años de servicio académico.

Artículo anteriorLester Acosta
Artículo siguientePasajeros valientes