No todo fue malo

96

Jalisco será un contrapeso para la situación del país en cuanto a los daños que Ingrid y Manuel dejaron a su paso para el sector agrícola, pues en el estado hasta ahora el balance indica que las lluvias han dejado más beneficios que afectaciones.

El maíz y el sorgo —cultivos en los que Jalisco es uno de los líderes a nivel nacional, sólo detrás de Sinaloa— han tenido un proceso de producción idóneo, refirió el maestro José Sánchez Martínez, investigador del Departamento de Producción Agrícola, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA).

Dijo que a diferencia de estados como Guerrero y Sinaloa, en Jalisco el panorama es optimista, en estos cultivos se prevén producciones mayores que las de 2012, a pesar de los pronósticos de persistencia de lluvias para el resto año.

“Mientras tengamos lluvias en cortos periodos y no tan intensas, los cultivos seguirán su proceso sin ningún problema, pero si nos llega algún ciclón que tome fuerza, las plantas ya maduras no soportarían su propio peso y caerían, lo cual no es bueno para el cultivo”.

Al respecto, y por separado, el especialista en meteorología de la Universidad de Guadalajara Ángel Meulenert Peña, dijo que “no hay que bajar la guardia” pues el fin de temporada de ciclones terminará aproximadamente hasta el 30 de noviembre e históricamente los que más han afectado a Jalisco han ocurrido en el mes de octubre.

No obstante el temporal regular de lluvias tiene fecha estimada de terminación para este 15 de octubre, con lo que los cultivos estarían concluyendo de manera idónea su proceso de producción.

Meulenert Peña, miembro del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM), dijo que en reuniones con agricultores de varias partes del país, como el norte del estado de Tamaulipas, se comentó que el paso de Ingrid fue benéfico, pues la humedad que dejan estas lluvias servirá para los cultivos durante los próximos meses.

En cuanto a la sobreproducción de maíz anunciada en días pasados por Francisco Sánchez Casillas, presidente de los ejidatarios de Zapopan y secretario de la Liga de Comunidades Agrarias de Jalisco, el investigador del CUCBA, José Sánchez comenta que coincide con las estadísticas en las que actualmente trabajan, según las cuales habrá un excedente de 250 mil toneladas de maíz blanco y un déficit de seis millones de toneladas maíz amarillo.

Aunque se estima que 85 de los 125 municipios de Jalisco son productores de maíz, hay otros cultivos que han ido en crecimiento como la chía, para la cual se destinaron este año, un total de 80 mil hectáreas.

“En el cultivo de la chía tuvimos afectaciones, aunque no tan graves. Lo que pasa es que es un tipo de planta que no necesita tanta agua, se siembra después que el maíz, por lo que este temporal abundante las afectó hasta cierto punto”.