No se aceptan devoluciones

    98

    Hace unas semanas se llevó a cabo el estreno de la película No se aceptan devoluciones, presentando por primera vez como director al señor Eugenio Derbez y como su actor protagónico, siendo un éxito rotundo en los cines mexicanos. Esto me causa sentimientos encontrados: por un lado da gusto ver a un paisano creativo teniendo mucho éxito con esta película y que haya hecho que más personas en el extranjero pongan una mirada en el cine mexicano; pero por otro lado, es realmente triste darte cuenta que la película tuvo este éxito gracias a la publicidad que se le dio porque Eugenio Derbez es quien forma parte de ella.
    Hay mejores películas cien por ciento mexicanas que por el hecho de que ninguna “estrella” forma parte de su elenco no se le da el auge necesario para que sobresalga más que las famosas películas norteamericanas, y que por primera vez México se pueda perfilar por un espacio más amplio en las salas de cine o, por qué no, hasta llegar a sobresalir en alguna entrega de premios cinematográficos. ¿Ustedes qué opinan?