Museos en el olvido

    439

    En la zona metropolitana de Guadalajara existen alrededor de 29 museos. La afluencia a estos recintos es reducida, a causa de la poca difusión que les dan, así como a la falta de variedad en sus exhibiciones.
    “Existe mucha apatía para asistir a museos, y esto radica en que no hay muchas novedades”, indicó Martelva Gómez Pineda, directora del Museo Regional de Guadalajara.
    “Los museos estamos obligados a tener movimiento en nuestras actividades y a ofrecer cosas atractivas y nuevas. Es fundamental la realización de un estudio (nosotros lo estamos efectuando) para conocer a qué público nos vamos a dirigir o estaremos lanzando campañas de difusión sin rumbo”.
    Explicó que desde hace dos años el museo cuenta con un proyecto de difusión. No obstante, lo mejor para promover el recinto es “la creación de alianzas con otras instituciones o sistemas de comunicación, como por ejemplo Radio Universidad”.
    En esta iniciativa coincide Carlos Alonso Toscano Aguilar, director del Museo de Arqueología de Occidente de México, quien indicó que dicho recinto no cuenta con ningún tipo de apoyo gubernamental, de ahí la importancia de obtener cobertura en los medios de información para difundir las actividades que organizan.
    Agregó que en su situación particular, la escasa difusión quizá constituya una de las causas por las que no es tan visitado este recinto: “estamos alejados del centro y pocas personas saben dónde se encuentra ubicado el museo. La mayoría de los turistas se concentran en zonas más céntricas”.
    El Museo de Paleontología de Guadalajara y el Museo de la Ciudad reciben apoyo del ayuntamiento, aunque limitado. Esto los obliga a buscar entrevistas en radio o televisión para difundir sus actividades.
    María Inés Torres de Toscano, directora del Museo de la Ciudad, comentó que tienen difusión en la prensa, pero no es suficiente: “nos hace falta salir más a la calle, elaborar carteles, trípticos, etcétera”.
    Mantenimiento y restauración

    El mantenimiento de los museos es permanente y lo realizan con personal especializado (museógrafos, curadores y restauradores), que se encarga de monitorear constantemente las piezas.
    “Cuando una pieza del Museo Regional de Guadalajara necesita ser intervenida, la retiramos de exhibición y empezamos con el tratamiento de conservación”, dice Martelva Gómez Pineda.
    María Inés Torres de Toscano, del Museo de la Ciudad, aseguró que la conservación y preservación de las piezas es prioridad de quienes están a cargo del recinto, a pesar de no contar con aire acondicionado, factor que contrarrestan con el uso de luz fría.
    El Museo de Arqueología de Occidente de México recibe mantenimiento cada dos años, aunque hay monitoreo constante y restauración cada vez que la requiere, sobre todo en cuanto a cuestiones de humedad.

    Testimonios de la calle

    Estudiante de artes plásticas: No me gustan los museos como el de Arqueología o el Regional. Prefiero las galerías. Ahí hay novedades en cuanto al arte contemporáneo.
    Ama de casa: No tengo tiempo de ir a esos lugares. Además, no me interesa ni la historia ni los esqueletos de dinosaurios y mamuts.
    Maestro de primaria: He ido a casi todos, pero eso fue hace mucho. Lo que pasa es que siguen exhibiendo las mismas piezas: no hay variedad. A mis alumnos nunca los he llevado.

    Artículo anteriorNiños jornaleros del Felipe íngeles
    Artículo siguienteHéctor Rangel Villalobos