Mujeres jaliscienses del siglo XIX

387

La larga y penosa lucha por la emancipación de la mujer está contenida en la biografía y obra de las mujeres de Jalisco que nos antecedieron. Ese es el tema central del libro Mujeres jaliscienses del siglo XIX, que fue presentado el pasado 17 de marzo, en la capilla del Museo Regional de Guadalajara (Liceo 60, Centro Histórico), contándose con la participación de las autoras Celina Vázquez y Graciela Abascal.
El jefe de comercialización de la Editorial Universitaria, de la UdeG, quien edita la obra, Fabricio Tirado, señaló que el texto “muestra el largo y difícil camino de quienes nos antecedieron en la lucha por la igualdad, la equidad de género y la participación de la mujer en la vida pública y cultural de nuestro país”.
Agregó que también el libro brinda un reconocimiento a todas aquellas mujeres anónimas que contribuyeron con su esfuerzo a cambiar la percepción de lo femenino y elevar la dignidad de la mujer, sobre todo las que vivieron condiciones difíciles en el siglo XIX.
“En la vida de las mujeres los procesos de autorreconocimiento, control sobre el cuerpo, emancipación religiosa y política se han dado de manera muy lenta. Para valorarlos, es necesario conocer cuáles fueron las raíces ideológicas y religiosas que propiciaron su subordinación, cómo vivían y qué pensaban”.
La obra en cuestión también aborda cuáles fueron las alternativas que encontraron las mujeres jaliscienses del siglo XIX para poder desarrollarse en la vida cotidiana, transgrediendo las normas impuestas y el ideal femenino configurado por autoridades masculinas que no comprendían la naturaleza del género opuesto.
“Los trabajos que se presentan en este libro cuestionan muchos de los tabúes que se tenían, con base en la extrapolación de conjeturas y comparaciones con otros estudios. Se trata de investigaciones con nuevos puntos de vista, cuya mayor aportación es mostrarnos los datos y las historias de vida escondidas en archivos públicos, privados y de congregaciones, escasamente consultados: fuentes riquísimas de primera mano”.