México refugio para sacerdotes pederastas

70

La situación de la pederastia clerical en México es grave, pues hay un encubrimiento por parte de las autoridades eclesiales y de las instituciones que imparten justicia en el país, afirmó el investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, Elio Masferrer Kan, quien participó como invitado en un foro acerca de este tema realizado en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).  



Previo a su conferencia, el especialista dijo que es bien sabido que México fue refugio de sacerdotes pederastas acusados en otros países, y que acá siguieron en funciones.



“Creo que es muy grave la situación en México, pero las autoridades eclesiásticas no lo van a abordar porque entrarían ahora en la figura de la negligencia, porque no hicieron nada, porque no quisieron hacer nada y porque tenían instrucciones de la curia romana de no hacer nada”, dijo.



Advirtió que los sacerdotes son ciudadanos y, por lo tanto, deberían estar sujetos a la ley, “pero, en general, el aparato judicial es muy tímido para iniciarle investigaciones a un sacerdote, y tratan de evitarlo”.
 


Masferrer Kan, miembro de la Red Nacional de Investigadores sobre Religión, Sociedad y Política, señaló que este problema tiene que ver con la estructura de la iglesia católica y se agrava más con la crisis de vocaciones, pues hay sólo doce mil obispos, cuyo promedio de edad es de 60 años.
 


En su charla en el foro “Pederastia. ¿Un secreto a voces?”, organizado por el CUCSH, el investigador aseguró que la Iglesia católica antepone su prestigio a la víctima, e incluso quien denuncia un caso de abuso es estigmatizado y hasta corre el riesgo de ser excomulgado.
 


Refirió que la Iglesia no habla de estos casos no sólo por su interés de no perder su prestigio y benefactores, sino por evitar las indemnizaciones a las que tienen derecho las víctimas.