Medio ambiente

    516

    Vivimos en un mundo al que hemos contaminado, a tal grado que la vida es difícil. Cada día acabamos un poco con este nuestro mundo. Un ejemplo claro de ello es la acelerada deforestación de bosques, lo que como resultado nos da un efecto similar a cuando quemamos la piel de un ser humano, ya que los bosques nos ayudan a mantener un equilibrio ecológico y la biodiversidad.
    No respetar los bosques influye en los cambios climáticos. Por eso hoy en ciudades donde hay tala de árboles, el clima se vuelve más caliente, tanto que la gente no lo tolera en muchas ocasiones. Por esta misma razón la comida se descompone fácilmente y la población se hace más propensa a desarrollar enfermedades.
    Este 5 de junio se conmemoró el Día mundial del medio ambiente. Es tiempo de reflexionar acerca de este grave problema y concientizarnos en que si no actuamos hoy, quizá mañana sea demasiado tarde. La tierra es tu casa: ¡cuídala!