Margarita Martín Montoro

345

Pionera en los estudios de género en Jalisco, la doctora Margarita Martín Montoro, catedrática de  la Universidad de Guadalajara y forjadora de un área de investigación que entonces era nueva dentro de las ciencias sociales, como son los estudios de género, falleció ayer jueves 11 de febrero, a sus 82 años de edad.

La catedrática, médica con especialidad en Ginecología y con maestría en Sociología por la UdeG, recibió en 2011 el galardón “Irene Robledo” otorgado por el Ayuntamiento de Guadalajara en el Día Internacional de la Mujer, por su tenacidad y perseverancia para hacer valer la equidad de género.

Directora fundadora de la Escuela de Enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social, Martín Montoro fue una luchadora incansable en contra de la violencia contra las mujeres. Y, paradójicamente, falleció a unas horas de que se emitiera la alerta de género en Jalisco, y de que su alma mater anunciara la integración de un Comité Técnico Institucional para analizar y prevenir este tipo de agresiones dentro de la comunidad universitaria.

Cuando Martín Montoro comenzó a investigar sobre el tema, aún no se le conocía como estudios de género. En aquel entonces se le llamaban “Programas sobre la Mujer”, e inició con esos trabajos en la Facultad de Filosofía de la UdeG.  Además, elaboró la primera investigación sobre la problemática de la mujer profesionista.

En una entrevista otorgada en 2011 a La gaceta de la Universidad de Guadalajara, la catedrática detalló cómo abrió brecha en los estudios de género. “Empezamos con investigación sobre la mujer, y dando una clase. Preparamos a maestros para que se impartiera la materia sobre género en la Universidad, y sobre estudios de género en preparatoria. En investigación, dirigí tesis sobre la mujer y estuve como sintetizadora. Ahora ya tengo tres libros publicados. Al principio, no creían mucho en nosotros, los mismos compañeros en humanidades me decían: “Doctora, no dudo que sus investigaciones sean científicas y serias, pero ¿qué es lo que están investigando?”. Nos veían como asunto de mujeres, en un término un poco más bajo del académico-científico”, relataba.

En el número 15 de la revista de equidad y género La Ventana, editada por la UdeG en 2002, la doctora María Luisa Chavoya Peña –quien falleció apenas en julio de 2015–, dedicó estas líneas a Margarita Martín Montoro para detallar su constancia en la lucha por la igualdad de género:
“Tras una larga batalla, su voz se ha dejado por fin escuchar. La voz de la mujer, siempre presente, poco escuchada. La voz que grita y defiende su derecho de ser. La voz que va ganando espacios. Una batalla no fácil y que se da en muchos ámbitos. El ámbito más difícil es en el mundo de la academia, ya que por tradición existe un pensamiento occidentalista y masculino. Para ser escuchada, la voz de la mujer tiene que ser fuerte, clara y constante: hay mucho ruido y se construyen barreras culturales ancladas en la tradición patriarcal”.