Mal… tratados

    602

    Sigo con las dudas de lo benéfico que puedan resultar las firmas de tantos acuerdos y/o tratados que ligan a México con “el mundo”. Recordemos que hace un par de semanas Enrique Peña Nieto y todo su gabinete (cuando digo todo es todo) se encontraban en Francia y, a su regreso, al igual que todos los discursos posteriores a las giras de “trabajo”, se habló de más conexiones entre México y Francia, más trabajo en conjunto y etc etc etc, pero la verdad es otra: los ciudadanos de a pie, nunca vemos la materialización de esos tratados.

    México forma parte de muchos acuerdos comerciales, los tiene con Estados Unidos, con Canadá, con Chile, con Colombia, aunque en ninguno se notan los cambios que se prometen; además recientemente firmó con un grupo que se denominó la Alianza del Pacífico, del cual muchos creen que lo único que hará es aplicar el viejo dogma de “divide y vencerás”, por aquello de que quienes lo integran son países allegados a Estados Unidos.

    Lo que quieren los yanquis es seguir manteniendo su hegemonía en América Latina, pues ya hay naciones que empiezan a dejarse llevar por los coqueteos de China, potencia económica mundial y competidor directo con la Unión Americana.

    Lo que le hace falta a nuestras políticas exteriores es apostar por la educación, esa es la semilla que nos podrá traer mucho futuro, en lugar de estar coleccionando acuerdos y estampando firmas por aquí y por allá.