Mal servicio del Tur

    115

    Vivo en Tonalá y el único trasporte que me permite ir a mi trabajo en un transporte único es el Tur. Cada mañana espero la ruta que va de Tonalá y hasta Plaza del Sol, y siempre había estado muy contento de ir con toda tranquilidad hasta mi destino, sin embargo desde hace algunas semanas he esperado el Tur que me llevaba siempre y lograba que yo llegara puntual, ya no ofrece el mismo servicio de excelencia. Voy con un buen tiempo al paradero de la “Mona” y con tristeza descubro que cada día está peor, pues los choferes no se paran para recoger a las muchas personas que lo esperamos, pues pese a que pasan con asientos vacíos no suben a la gente. Es lamentable que no se regularice este problema, pues el que no lleguemos a tiempo a nuestros trabajos hace que nuestra productividad baje y también la productividad de mi empresa no se logre por su culpa. Deberían tener conciencia. Su despotismo afectan a todos: a los usuarios, a la empresa y a la economía de nuestro estado. Pero el problema no solamente es en la línea Tur, sino en todo el transporte de la Zona Metropolitana de Guadalajara, y eso es, por claras muestras, también culpa de los empresarios del transporte, y de los malos gobiernos además, pues nunca han puesto un hasta aquí a los transportistas, ¿será que ponerlos en cintura es complicarse la vida con las mafias de los transportistas, de los sindicatos?
    Como quiera se sea, hace falta ya que se creen líneas claras de que tenemos gobiernos y gobernantes, pues son ellos los principales responsables de que todo se realice con armonía y buenas formas para alcanzar una mejor posibilidad de que los trabajadores tengan unos medios de transporte seguros y buenos para llegar a sus trabajos.