Los jóvenes desechables del narcotráfico

201

Los jóvenes consumidores o vendedores de sustancias ilícitas, al ser el eslabón más bajo en la cadena del narcotráfico, se han convertido en carne de cañón en la guerra contra el narcotráfico que ha emprendido el Estado en los últimos 12 años, todo ello mientras quienes controlan el negocio no son tocados, señaló el investigador del Departamento de Desarrollo Social, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), Ismael Torres Maestro.

El académico presentó el pasado 26 de septiembre su libro Los chavos expiatorios de la delincuencia organizada del Estado.

“Los jóvenes, en el crimen, son desechables. Quienes dirigen el negocio son adultos y se recluyen en el ámbito privado, mientras los jóvenes dan la cara y son los principales detenidos o asesinados”, afirmó Torres Maestro.

En entrevista, dijo que su libro contiene material de su tesis doctoral, particularmente de un capítulo en que hace una radiografía sobre la situación de los jóvenes y la adversidad que enfrentan en la actual guerra del narcotráfico.

Explicó que de acuerdo con un análisis que realizó con cifras oficiales, siete de cada diez detenidos en esta guerra son jóvenes.

“Entrevistamos a 45 jóvenes dealers y usuarios de sustancias ilícitas, porque hay que dejar de lado el término punitivo de drogas, y lo cambiamos por el de sustancias ilícitas. La mayor parte de los detenidos en esta guerra del gobierno federal contra el narcotráfico son jóvenes, y se constata con los datos oficiales”, declaró.

“La política del gobierno federal, en realidad, es una una pantalla —agregó—, quienes están pagando los costos sociales y políticos son los jóvenes. Por eso retomamos este término acuñado por Monsivais: Chavos expiatorios, porque son ellos la carne de cañón”.

En el libro se cuestiona que el negocio de las sustancias ilícitas es una maquinaria en la que grandes empresarios o políticos siguen haciendo un gran negocio, pero no se les toca.

“Vemos, además, un reemplazo generacional. Antes, quienes se dedicaban a la venta de sustancias ilícitas eran adultos, y ahora son cada vez más chavos. Agentes de la fiscalía entrevistados en el libro, se sorprenden porque han encontrado niños de 10 años en la compraventa de estas sustancias”, subrayó Torres Maestro.

Añadió que el volumen es complementario a otro título, denominado Narcomenudeo: una lectura emergente y a su propia tesis, que también aparecerá en 2019 en forma de libro.

Torres Maestro dijo que la legalización, al menos de la marihuana, podría ser una salida a este “atolladero” como se ha hecho en países como Holanda, Estados Unidos de América e Israel.