Llegamos al cien

924

Desde que asumí la Secretaría General del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara (STAUdeG), nos hemos ocupado del desafío que representa dignificar los derechos de nuestros agremiados, trabajando con entusiasmo, seriedad y responsabilidad.

En este sentido, me gustaría destacar un hecho relevante acontecido en días pasados. Junto con la Universidad de Guadalajara se concretó la firma de un convenio para realizar un incremento salarial para los académicos de nuestra institución. Compromiso que abona al bienestar de los profesores.

Antes de firmar este acuerdo los profesores de asignatura, aquellos que son remunerados en función del número de horas clase que imparten, percibían 79 pesos por cada hora trabajada y el incremento salarial representaba únicamente el 3.15 por ciento anual sostenido. Era necesario un aumento significativo de estas cifras. El esfuerzo de nuestro Sindicato y de la Universidad de Guadalajara ha logrado que los profesores reciban como pago 100 pesos por hora clase. Con ello el incremento salarial se ha elevado por encima del 20 por ciento. Los profesores de nuestra Universidad tendrán un mejor salario, lo cual representa una respuesta firme a las demandas efectuadas a su Sindicato.

Con acciones como ésta damos muestra del compromiso real que nuestro Sindicato tiene con sus agremiados. Estamos ejecutando acciones permanentes de mejoramiento de las condiciones laborales de nuestros académicos, las que coadyuvan a la buena gestión del STAUdeG.

Agradecemos, además, que nuestro Rector General demuestre apertura a la negociación en beneficio de los académicos y de toda la comunidad universitaria al comprometerse en la eliminación de las desigualdades salariales y la disminución de la brecha entre productividad y salario.

Debemos continuar con el trabajo conjunto de consolidación, progreso y transformación del STAUdeG que queremos. Aún falta un sinnúmero de tareas por realizar, pero cumpliremos y compartiremos, con la plena convicción de que todas son importantes.

Los profesores necesitan un órgano gremial fuerte, que tenga los recursos y condiciones necesarias para atender a sus demandas. Nosotros valoramos el trabajo que realizan y esperamos continuar con la dignificación de su trabajo y sus condiciones laborales.

Artículo anteriorEnergía desde tu casa
Artículo siguienteUna habilidad inútil