Lixiviación sin contaminar

    918

    La Universidad de Guadalajara (UdeG) tiene dos solicitudes de patente sobre soluciones para la lixiviación del oro y plata que son más amigables con el medio ambiente y con la salud de las personas en comparación de las que suelen emplearse en la industria metalúrgica, informó el encargado del área de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Coordinación de Investigación y Posgrado, Ramón Willman Zamora.

    Las dos sustancias son resultado del proyecto de investigación “Complejos de oro solubles en agua. Complejos modelos para la lixiviación de oro”, que fue aprobado por el Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología (Conacyt) a finales de 2012 y empezó a ser trabajado en 2013. En éste participaron académicos del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá).

    Actualmente, los metales preciosos como el oro y la plata pueden ser separados de otros minerales por diferentes procesos en la industria metalúrgica. Uno de los más comunes es la lixiviación en pilas en la que se emplea una solución cianurada para disolver el oro o la plata para que puedan ser concentrados. Lo agentes que se utilizan en este caso son muy contaminantes, explicó José Benito Pelayo Vázquez, uno de los investigadores del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá) que participaron en el proyecto.

    La solicitud de patente en trámite, por el proyecto “Solución para la lixiviación de metales preciosos”, conlleva un proceso que permite realizar este proceso a bajas concentraciones de oxígeno y con el uso de una sola sustancia antioxidante, cuando en la industria metalúrgica suelen utilizarse de dos a cuatro.

    La solución elaborada por los acdémicos requiere temperatura ambiente para la lixiviación, lo que reduce más los costos, ya que no requiere de equipos caros para incrementar la temperatura.

    El proceso avalado por investigadores de la UdeG requiere compuestos menos contaminantes que el cianuro. Además la lixiviación es más selectiva con respecto al oro y a la plata, característica que no tiene la sustancia cianurada que la industria metalúrgica suele utilizar.

    La solicitud para la segunda patente, ofrece como una ventaja adicional, en comparación a la primera sustancia, que es má rápida y se están realizando más pruebas para determinar su grado de selectividad.

    Las dos soluciones están en proceso de evaluación tecnológica por parte de la Coordinación de Investigación y Posgrado de la UdeG para identificar costos para las empresas, determinar cuándo puede ser transferida y buscar a posibles interesados que quieran hacer uso de ellas, explicó Willman Zamora.

    El proyecto de investigación que dio como resultado las dos sustancias para lixiviación fue encabezado por Sara Angélica Cortés Llamas del CUCEI.