La punta del iceberg influenza

    1091

    Los científicos temen que conforme la cepa H1N1 circula entre la población humana, pueda experimentar nuevas mutaciones que se vuelvan más virulentas y letales con el curso del tiempo. Esto podría conducir a segundas y terceras olas de la pandemia, que causarían altas tasas de mortalidad.
    En el pasado han ocurrido ejemplos de esto, en especial cuando la enfermedad se propaga en una época del año en que normalmente la influenza no circula con tanta efectividad, como ocurre en el hemisferio norte en este momento, como lo indicó Hay Angus Nicoll, director del Programa de influenza, del Centro Europeo de Control de Enfermedades, en Estocolmo. Manifestó que los virus de la influenza tienen un comportamiento impredecible y su conducta puede cambiar con el tiempo. Por lo tanto, las relativas pocas muertes que hemos visto hasta ahora, podrían ser la punta del iceberg.

    Artículo anteriorCarlos López de Alba
    Artículo siguienteAtinado reportaje