Inocentes tras las rejas

431

Una mariposa azul entra en la cárcel y pasa por varias celdas hasta llegar a una puerta que al abrirse descarga una luz cegadora. Con esta animación, donde a su vez aparecen los créditos de inicio, arranca el documental Culpables de inocencia (2009) de Natalia Armienta Oikawa que será proyectado este 24 de junio en el Cineforo de la UdeG.
La película muestra los casos de 12 mujeres encarceladas por diferentes delitos como tráfico de drogas, robo, secuestro y homicidio, principalmente. Lo que tienen en común es que todas estas mujeres o fueron engañadas e involucradas en estos delitos sin darse cuenta, o bien se volvieron cómplices de sus parejas al enterarse y se echaron la culpa de todos los cargos por miedo o por amor.
Luego de conocer la historia de una mujer que por proteger a su novio, un robacoches, se culpó de los delitos y pasó 15 años en la cárcel, la cineasta Natalia Armienta Oikawa decidió llevar a cabo una investigación profunda y realizar el documental.
“Este tema es posiblemente uno de los grandes tabúes que existen en el país, el fenómeno es casi desconocido para el grueso de la población de México. A la fecha no existe un estudio amplio que se especialice en este fenómeno, en el cual, las mujeres asumen culpas de otros”, explica la cineasta.
Ciudad Juárez, Guadalajara y Morelia son los escenarios de estas historias, principalmente el Cereso de Ciudad Juárez, donde nueve internas hablan con la cámara sobre cómo llegaron a ser privadas de su libertad: por ignorancia, convencidas u obligadas casi siempre por terceras personas. También hablan sobre qué hacen, cómo conviven, cuántas viven en cada celda y cómo las rechaza la sociedad al salir de la cárcel.
El proyecto se llevó a cabo con el apoyo del Fondo. El Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco (FECA), a través de la Beca para Creadores con Trayectoria, y la Secretaría de Cultura. La directora contó con el apoyo de Documentación y Estudios de Mujeres A.C., Fundación VIVE, Conaculta, la Coordinación de Producción Audiovisual de la Universidad de Guadalajara, el Centro de Ciencias Sociales y Humanidades y el ITESO. Estas instituciones la apoyaron con recursos y le facilitaron las autorizaciones para ingresar a las cárceles.