Infierno de calor en el centro

    24

    Cada día el número de vehículos va en aumento, y con esto de igual manera la contaminación y el calentamiento global. Uno de los lugares donde se puede sentir el efecto de nuestras acciones es en el centro de la ciudad de Guadalajara, donde debemos soportar unas temperaturas altas, que llegan incluso hasta los 40°C.
    Las personas que circulan por el centro no sólo sienten el calor del medio ambiente, sino también, por ser un lugar frecuentado por los habitantes, tienen que lidiar con el calor corporal de las otras personas.
    Esto no sólo trae más peligros a las personas, al ser propensas a sufrir algún malestar o enfermedad por la temperatura, sino que tienen que cuidarse de todos los vehículos que circulan, ya que la mayoría no respeta los señalamientos y podrían provocar accidentes.
    Para mejorar la situación actual, debemos ser conscientes de cuándo en realidad necesitamos el uso del automóvil para recorrer grandes distancias o cuándo podemos utilizar el transporte público o incluso caminar para no seguir favoreciendo los cambios climatológicos drásticos con los que vivimos.