Independencia virtual

    681

    Reza la cultura popular: “No solamente de pan vive el hombre”, y que razón tuvieron nuestros antepasados al pensar así. Tal parece que narcotizar a la población mexicana es un procedimiento muy simple. Basta con difundir globalmente la falacia que somos una nación con recursos naturales de sobra y que son propiedad inalienable de nosotros. No sé, yo personalmente he comenzado a poner esto en entredicho porque todavía no me llegan mis fabulosas ganancias a una de mis múltiples cuentas bancarias. Aunque todititas están en ceros redondos.

    De hecho, ahora que recientemente hemos recordado hasta la saciedad nuestra Independencia nacional, sigue imperando la incertidumbre global: ¿cuál independencia? ¿Acaso ya rompimos el cascarón, y no nos hemos dado cuenta? ¿Ya somos libres de hacer lo que se nos antoje? Bueno, para acabarla de amolar, hemos invitado al “muñeco diabólico” que quiere aparecerse por la Casa Blanca. Definitivamente, llegamos a la cúspide del cinismo social, y no queremos bajarnos de ahí. Desde las alturas de la estupidez seguimos, sin freno alguno, hacia el apocalipsis nacional.