Guadalajara sin Agenda 21 local

    700

    Los municipios de la zona metropolitana de Guadalajara, a más de 10 años de que México aceptara establecer una Agenda 21 local, estrategia para dirigirse a la sustentabilidad, carecen de un proyecto en este sentido, afirmó el titular de la Unidad de vinculación y difusión científica, de la UdeG, Arturo Curiel Ballesteros.
    Dijo que a pesar de los esfuerzos e interés que han mostrado presidentes municipales de la ZMG por consolidarla, hasta hoy no existe. Incluso, México, como país, no lo tiene. Solo Morelia cuenta con uno, consensuado y que están a punto de poner en marcha.
    “El anterior presidente municipal de Guadalajara lo anunció y el actual lo ha retomado, pero lo cierto es que no ha pasado más allá de la intención”, señaló el especialista en el II Foro cultura y naturaleza, por la vida en la tierra, con el tema Comunidades sustentables y Agenda 21 local, en el marco de la FIL.
    Curiel Ballesteros indicó que las mejores experiencias de ciudades sustentables que existen en el mundo, se han logrado porque cuentan con una Agenda 21 local, ya que ésta las encauza a definir las metas sobre el consumo de recursos naturales.
    “Urbes con este modelo han bajado su consumo de agua a un promedio de 140 litros por habitante al día y su meta al 2007 es de 114. En Guadalajara el promedio asciende a 280”.
    Agregó que la Agenda 21 local permite a la comunidad afrontar retos a partir de una planeación y actuación social.
    Guadalajara, al no contar con este instrumento, pierde la posibilidad de acercarse de manera efectiva al desarrollo sustentable, pues el manejo de los residuos, el agua, la distribución del uso de suelo en el territorio se ven en términos de infraestructura y no de participación social. “A la gente solo le toca ser espectador o pagar las cuentas”.
    Uno de los objetivos del foro fue conocer las experiencias, tanto de España como de América latina, alrededor del tema Agenda 21 local.
    De acuerdo con Curiel Ballesteros, las ciudades deben orientarse con modelos de desarrollo que mejoren las condiciones de vida de sus habitantes.
    Para construir comunidades sustentables es necesario repensar, ordenar y generar formas distintas de desarrollo que permitan mayor salud, equidad, convivencia entre seres humanos y su medio.