Ganan concurso de cortometraje

    290

    Sin diálogos, con un fondo musical y mucha imaginación, dos niños logran conocerse desde dos lugares remotos. Ayudados por un rudimentario teléfono compuesto por dos vasos de plástico y un delgado hilo, consiguen atravesar el mundo entero y comunicarse en tan solo siete minutos.
    Por medio de este “invento” encuentran la manera de intercambiar sus ideas, pensamientos, emociones y sentimientos. Mientras hablan, sienten cómo la distancia que los separa se acorta a cada momento.
    Esta es la historia de Kiku, el cortometraje en video digital que obtuvo el primer lugar en la categoría de short film, del certamen internacional Imagine cup 2005. Los ganadores: tres estudiantes de la Universidad de Guadalajara, únicos mexicanos premiados.
    Sandra Briones Pérez, Jesús Aguirre Curiel y Alejandro Félix Pimienta, alumnos de la carrera de ingeniería en comunicación multimedia, del Centro Universitario de la Costa (CUCosta), viajaron hasta Yokohama, Japón, para presentar el filme y someterse a un reto en el que en un lapso de 36 horas tuvieron que producir un cortometraje de dos minutos y medio.
    El resultado fue Kiku, en el que el protagonista tiene que enfrentarse a su limitación auditiva, por lo que inventa sonidos en su interior, a fin de descifrar todo lo que le rodea.
    “Él no siente su limitación ni su sordera, sino que trata de salir adelante por sí mismo”.
    La idea fue que los estudiantes representaran el tema de la disolución de fronteras, en sincronía con el lema de la pasada edición de este concurso: “Imagina un mundo donde la tecnología disuelva las barreras entre nosotros”.
    “El corto que nos llevó a la final, realizado en México, equivalía al 40 por ciento de la calificación; el que hicimos en el concurso constituyó otro 40 por ciento, y el último 20 por ciento fue la calificación directa de los jueces”, explicó Alejandro Félix Pimienta.
    El equipo mexicano “Vertigen” (vértigo en catalán) se hizo acreedor a ocho mil dólares y fue considerado uno de los seis mejores equipos en su categoría.
    Un jurado de especialistas en cortometraje y los propios estudiantes que participaron en el certamen, evaluaron los trabajos.
    “Nos gustó el hecho de jugar con la cámara y plasmar conceptos medio locos. Los asistentes al concurso elogiaron la fotografía y la luz. Eso nos da pie a seguir experimentando en futuros proyectos”.
    Comentó que lo más importante del grupo es que “aprendimos a respetar las ideas de cada quien y a complementarnos”.
    Gracias al auspicio de Microsoft y al apoyo económico del Centro Universitario de la Costa, los jóvenes pudieron sortear los gastos del viaje a Japón, en donde permanecieron por casi una semana.
    A Yokohama llegaron más de 79 equipos, ocho de los cuales son latinoamericanos, para competir en las nueve categorías: software design, short film, algorithm, office designer, visual gaming, IT, rendering, web development y IT business plan.
    América latina obtuvo dos primeros lugares de las nueve categorías: el de México y el de Brasil, en la categoría office designer.
    El concurso Imagine cup es convocado cada año por la empresa Microsoft, con la finalidad de ofrecer una oportunidad a estudiantes talentosos de todo el mundo para que presenten propuestas innovadoras en tecnología de la información.
    Félix Pimienta anunció que junto con otros compañeros iniciarán el trabajo creativo para adaptar un cuento de Edgar Alan Poe. Junto con el inicio de las clases de su último semestre de la carrera, comenzarán este proyecto “que nos tiene muy emocionados”.