Fox se mofa de los ciudadanos

    83

    “Impugnación jurídica” y “arbitraje constitucional de la Suprema Corte de Justicia”, son frases con las que nos quiere confundir el presidente de la republica, pues no puede hacerlo, ya que el artículo 72 de la constitución establece que el ejecutivo podrá efectuar observaciones, en este caso al presupuesto federal 2005, siempre y cuando el asunto haya pasado por ambas cámaras: el Congreso de la Unión y el Senado.
    El presupuesto de egresos es facultad exclusiva de la Cámara de Diputados. Para que pueda vetarlo habría que modificar la ley.
    Lo del arbitraje constitucional es un as sacado de la manga de Fox. Dicho arbitraje no existe, puesto que el mismo constituye una forma de resolver conflictos que acuerdan las partes para no irse a juicio.
    Me pregunto si los poderes legislativo y ejecutivo –ambos federales– pactaron tal arbitraje. Claro que no, por no haber tal recurso para conciliar desacuerdos entre las partes.
    Causa indignación que el presidente quiera vernos los huaraches, pues él no sale de sus botas. Constituye una ofensa a la sociedad que diga tales “bazucadas”. ¿Por qué nunca se dirige a nosotros para comunicarnos cómo va el gobierno y qué acciones está realizando?
    Como se enojó mucho, ahora se dirige a nosotros para justificarse ante la decisión de no querer cumplir con lo que ordena la ley: la publicación de tal documento.
    Pienso que en uno de sus viajes por Europa conoció los Arcos del triunfo y quiere hacer su voluntad y pasar por alto lo decidido por los representantes del pueblo.
    No dejemos que el pueblo tenga un presidente autoritario: el presupuesto 2005 fomentará la educación, el deporte, la salud y la infraestructura del país.
    Esperemos que el presidente recapacite y que no corte las esperanzas de quienes deseamos estudiar, realizar deporte, mantener nuestra salud en buen estado y contar con buenas carreteras, mejores condiciones de vida. Vale la pena el asunto, ¿o no?

    Elizabeth Cortés García,
    estudiante del CUCSH.