FIL

    658

    La Feria Internacional del Libro ha llegado a su fin. La reunión editorial de mayor importancia en Iberoamérica es una de las principales contribuciones que Guadalajara hace a nuestra nación. En México, en los últimos nueve años se ha elevado el índice de lectura a 5.3 libros por año, ocupando increíblemente el segundo lugar en América Latina (Chile 5.4), y es justo señalar a la FIL como gran promotor de lectura.

    Aunado al avance de la lectura, se debe destacar la disminución del analfabetismo. En los años 70, uno de cada cuatro habitantes carecía de capacidad para leer; hoy en día sólo 7 de cada 100, según el INEGI.

    Casi la mitad de los lectores, según estadísticas recopiladas durante la Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015, toman los libros por gusto y devoción. Este es el mayor triunfo. Con la existencia de macro-eventos que pongan al alcance de todo público una gran variedad de tópicos a fácil alcance, esta cifra continuará acrecentándose. Decía Borges: “Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído.”