Entregan Premio Sor Juana a Perla Suez

149

La sumisión no es tierra de contar para mí. La sumisión fue contada y explotada en todo el mundo desde la historia de los tiempos», dijo Perla Suez, Premio de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz 2015, al recibir el reconocimiento por su novela El país del diablo, obra que remite a un episodio argentino durante el siglo XIX.

Con un lenguaje fluido, directo, veloz y en ocasiones poético, a decir del jurado del premio, El país del diablo no es una novela histórica convencional sino un relato fantástico. Esto es posible a través de su protagonista, Lum, una niña mitad blanca, mitad mapuche, quien junto con cinco hombres blancos relatan episodios de violencia durante la conquista del desierto.

En la ceremonia realizada la noche de este miércoles en el auditorio Juan Rulfo de la FIL, se destacó que la XXIII edición del premio fue concedido por unanimidad por parte de los miembros del jurado por considerar que «se trata de una novela que presenta un universo poco transitado en la narrativa de su país, y porque constituye un acto de recuperación de la memoria sobre actos tal vez olvidados por ciertos grupos de la sociedad americana», dijo el escritor Antonio Ortuño, miembro del jurado.
 
Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL, refirió que «el premio es un reconocimiento al trabajo literario de las mujeres del mundo hispano», por lo que contribuye a la difusión de la literatura escrita por mujeres. De esta manera, «este premio es un recordatorio para que las escritoras nunca duden del valor de su voz, para explotar la riqueza y el significado que tiene ser mujer».
 
La homenajeada nació en Córdoba, Argentina. Es licenciada en Letras Modernas, fundadora y directora del Centro de Difusión e Investigación de Literatura Infantil y Juvenil y de la revista Piedra libre. Sus obras han sido traducidas al italiano, serbio, francés e inglés.
 
Tiene una vasta obra de libros para jóvenes y niños por los que ha recibido la Mención Especial del Premio de Literatura Infantil José Martí, el White Ravens, el Premio Octogonal de París y el primer Premio Nacional de Novela de Argentina. Actualmente se encuentra trabajando en una nueva novela.
 
El reconocimiento fue entregado por el maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, Rector General de la Universidad de Guadalajara. También estuvo presente el licenciado Raúl Padilla López, presidente de la FIL.