Elecciones tranquilas

    560

    Las pasadas elecciones estudiantiles no se vieron manchadas de actos vandálicos o criminales. La gran incógnita es ¿por qué? Y como dice el dicho: honor a quien honor merece, y este honor no es precisamente de las corrientes político-estudiantiles, sino de la gran coordinación de seguridad universitaria con la que contamos todos los miembros de esta Universidad, organización que estuvo en trabajo constante con las autoridades municipales de la ZMG.
    Esto para que los estudiantes, personal académico, administrativo o simplemente la sociedad en general, no fueran víctimas de la brutalidad fanática de los subversivos contendientes. Se deben alabar estas acciones de las distintas corporaciones de seguridad, ya que si hubiese habido un muerto o lesionados, todo repercutiría en contra de las corporaciones señaladas.
    Como las elecciones no se vieron empañadas por ningún hecho triste, a nadie le importa que durante toda la semana de comicios, hubiera personas entregadas a dar seguridad y confianza en las escuelas. Por eso este escrito es para recordar a nuestro nuevo presidente de la FEU, que por ética debe agradecer públicamente a los secretarios de seguridad pública de la zona metropolitana, del estado y de la Universidad: Luis Carlos Nájera, Macedonio Tamez, Francisco Martínez, Gabriel Díaz González, etcétera, y sobre todo a nuestro Rector general, Carlos Briseño, que procuró una seguridad para la sociedad en general.
    Esto es sinónimo de evolución humana, porque ya no existen actos vandálicos entre los estudiantes. Yo, como simple estudiante de esta Universidad, aplaudo esta acción.