El viaje a través de una pluma y un trozo de papel

469

La concepción de una máquina que lleve a una persona a la soledad parte de una fotografía o un reflejo en el espejo de quien se sienta en un escritorio, frente a una hoja en blanco, y permite que surja un momento de reflexión.

La soledad es el personaje principal de diferentes obras que se han convertido en repertorio base de la cultura de la humanidad. La máquina de la soledad, de Shaday Larios y Jomi Oligor, surge por haber encontrado una maleta con seiscientas cartas de amor escritas en el siglo XIX y que los motivó a encontrar historias sobre relaciones epistolares que hayan sido reales, las cuales involucren a carteros, escribanos, la tinta, el papel, así como los enamorados. Justamente allí comienza el viaje.

“Es un Frankenstein de historias alrededor de la correspondencia —dice Jomi Oligor, realizador del proyecto— técnicamente es un mini circo como de siete metros de diámetro. Dentro de este montaje creamos mundos en miniatura, como paisajes, ciudades, cosas pequeñas… y creamos un ambiente muy íntimo, algo que es de mucha importancia para comprender el acto. El montaje es teatro de objetos documental”.

La puesta es una narración precisa sobre los montones de ideas que surgen en el abandono del individuo y que se manifiestan a través de un bolígrafo. Se explica que los embragues de la máquina, “son memorias que se van escribiendo con cada correspondencia recuperada en rastros de México y España, con la arqueología de objetos, imágenes y anécdotas insólitas investigadas con escribanos, carteros jubilados, archivos y trabajadores de correos”.

El descubrimiento de los sentimientos que arroja esta obra culmina con un documento que revela lo más íntimo de los personajes y que se proyecta —con formas propias de la psique— en el espectador. El trayecto en la máquina es exclusivamente para cuarenta y seis espectadores por las propias demandas del espacio.

FUNCIONES

La máquina de la soledad se presentará el próximo viernes 29 de julio a las 20:30 horas y el sábado 30 de julio, a las 18:00 y 20:30 horas en el Teatro Experimental. Boletos: 150 pesos para público general y 120 pesos con descuento para estudiantes, profesores y personas de la tercera edad.