El vértigo por Hitchcock

442

Hacia agosto de 1962 el director de cine François Truffaut concretaría el encuentro vehementemente buscado con el mítico cineasta Alfred Hitchcock en una sala de los estudios Universal, en Los Ángeles.

De aquella entrevista que requeriría quinientas preguntas y veintitantas horas durante ocho días de diálogo, surgiría el libro El cine según Alfred Hitchcock, publicado en 1966. Con él, Truffaut intentó reivindicar el nombre de Hitchcock —a quien admiraba profundamente y se lo hizo saber con la carta que le escribió para proponerle la reunión— entre el ambiente de la crítica cinematográfica estadounidense o incluso la más arraigada de algunos de sus coterráneos, que veían al director de Psicosis, no como un creador de cine de autor, sino como un mero entretenedor del celuloide.

Al final, ese libro se volvió indispensable no sólo para quienes tuvieron algún interés en analizar a Hitchcock, sino sobre todo para las nuevas generaciones de creadores que encontraron en él un manantial de inspiración e ideas que cambió su conciencia de lo que era el cine, y que les azuzó a desarrollar su propio talento fílmico.

En el libro se disecciona la labor de puesta escenográfica, de dirección y concepción general de Hitchcock de su cine a través de algunas de sus más afamadas obras como Vértigo, mediante una revisión minuciosa, cuadro por cuadro, de determinadas escenas.

Fuera de las fotografías del encuentro y del mismo texto —que de acuerdo con el propio Hitchcock no reflejaba plenamente el humor de sus palabras, quizá porque se necesitó una intérprete entre él y Truffaut—, la grabación de audio, el único testigo fiel, se quedó arrumbada en una caja hasta que a principios de los años noventa la descubrió el historiador de cine y crítico Serge Toubiana, y que las daría a conocer en 1999.

Fue él quien, junto con el cineasta Kent Jones, realizó el guion del documental Hitchcock/Truffaut (2015), y que como parte de la 60 Muestra Internacional de Cine se presentará en el Cineforo Universidad, los días 22 y 23 de mayo.

Lo que hace el filme es, en parte, visualizar en la pantalla lo que se decía en el libro de Truffaut y su relación con Hitchcock, aunque él quede reducido ante la imagen del patriarca del suspenso, pero también la conmoción que a partir de ello causó en los nuevos directores, y de quienes se tiene testimonio en el documental con Peter Bogdanovich, Martin Scorsese, Wes Anderson, James Gray, David Fincher, Olivier Assayas, Richard Linklater, Arnaud Desplechin y Mathieu Amalric.

Artículo anteriorEnergía desde tu casa
Artículo siguienteUna habilidad inútil