El reflejo del ayer

    815

    Por la historia hemos observado, después de una crisis económica mundial viene una reorganización política para bien o al menos para tratar de restaurar el sistema.
    Durante la crisis mundial de 1929, y con los problemas de la Guerra cristera, se dieron muchos cambios que ayudaron a consolidar la identidad nacional y, sobre todo, trajeron estabilidad política y económica.
    Los procesos que vivimos durante el gobierno de Cárdenas fueron síntomas de un proceso revolucionario del cuál sufrimos con la muerte de muchos. Pero en la actualidad las variantes son muy distintas a las anteriores, sin embargo, considero que del pasado podemos aprender y deducir ciertas cosas de nuestro futuro.
    Pues bien, después de la dura crisis que hemos pasado los mexicanos podemos ver los cambios políticos que se aproximan y que igual que en la crisis mundial de 1929, la actual no fue consecuencia directa de nosotros. No obstante, debemos ser nosotros mediante nuestras propuestas y acciones las personas que impulsen de nuevo a nuestra nación hacia un futuro más próspero y si del presente podemos aprender de un par de cosas.
    Ahora imaginen lo que podemos aprender de la historia para no caer en errores de nuevo y mediante nuestro voto, acciones y propuestas sociales dar un futuro esperanzador a la vida social.