El periodista como observador

418

El trabajo periodístico debe encaminarse a involucrar a la sociedad y aportar soluciones al clima de inseguridad y violencia que vive México y que ha cobrado la vida de miles de personas, entre ellas los profesionales de los medios de comunicación, afirmó el periodista mexicano Alejandro Almazán.
El cronista, quien participará en el VIII Encuentro internacional de periodistas “Los otros caminos de la información”, que tendrá verificativo en la XXVI edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, consideró que es indispensable involucrar a los lectores, con textos que hablen de las historias que hay detrás de las cifras y los nombres de los asesinados.
El encuentro pretende analizar las distintas perspectivas que convergen en la manera de ver información. Los otros caminos del periodismo nos llevan a analizar el oficio del periodista como el observador que apunta desde una circunstancia de la que se desprenden preguntas: ¿es el periodismo el bosquejo de la historia?, ¿cómo no confundir entre periodismo y activismo?, ¿qué tan importante es el lenguaje para transmitir la información de manera fidedigna?, ¿cómo se puede reportear objetivamente desde un escenario de guerra y barbarie?
En el encuentro participarán Jon Lee Anderson, considerado por muchos como el mejor reportero del mundo; Martín Caparrós y Juan Villoro, también dos de los grandes cronistas de nuestra época; a Bill Finnegan, periodista de una de las revistas más prestigiadas del mundo, The New Yorker, entre muchos otros especialistas que nos ayudarán a entender un oficio que tiene muchos caminos, pero un mismo destino: el consumidor de información.
Almazán, tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo, aseguró que frente al poder fáctico de la televisión y la información que sus medios de comunicación concesionados quieren dar a los ciudadanos, a los reporteros les queda optar por una escritura que refleje “un periodismo de paz y de soluciones”.
“Tenemos que decir a la gente que nos están matando a todos sin distinción, y por ello es que tenemos que sacudir a la sociedad, porque nuestros muertos no se van a olvidar, como los argentinos, los chilenos no olvidaron a los muertos y desparecidos de las dictaduras en sus países. Nosotros no tenemos una dictadura, pero la violencia está cambiando nuestras formas de vivir y nuestro trabajo como periodistas”.
El maestro David Rogelio Campos, director general de Medios de esta casa de estudios, dependencia que organiza el encuentro, subrayó que el periodismo, más que ser una profesión, se cimienta en la vocación y el oficio constante, que muchas veces deben desarrollarse en condiciones adversas y peligrosas.
La labor de informar a la sociedad es frenada por los abusos del poder, ya sea político o el que se impone mediante la intimidación y las armas. Por ello es importante que los mismos comunicadores discutan sobre estos temas y los retos que imponen.
El VIII Encuentro internacional de periodistas “Los otros caminos de la información”, será realizado del 29 de noviembre al 2 de diciembre, en el marco de la FIL, días en los que expertos, colaboradores, académicos y estudiantes analizarán temas de actualidad y discutirán desde la óptica de la libertad de expresión, el ejercicio de una de las profesiones más peligrosas en México.
Como parte de estas actividades habrá presentaciones de libros, así como mesas de discusión, talleres y la entrega del Premio Nuevas Plumas. Concurso de crónicas inéditas y en español.