El matrimonio en general es antinatural

    806

    No fueron extrañas para nadie las marchas que en todo el país defendían a “la familia natural” y su derecho a educar a sus hijos, contra la reforma constitucional que favorece el derecho a casarse de personas del mismo sexo y adoptar. Quizá nadie me mandó la circular que dice que el derecho a educar a sus hijos dejó de ser su obligación y en el que gente en redes sociales hicieron alarde de la sinrazón que tiene el mexicano para opinar sin información. Así que tengo unas cosas que decir al respecto.

    Amigos opositores a la reforma: no demuestren su poca información al respecto, no impondrán a sus hijos preferencias sexuales y solamente otorgarán los derechos que tú gozas, a personas que no los tienen, pero que pagan los mismos impuestos que tú. Eso en el mundo civilizado se llama equidad.

    Con relación a lo “natural” de sus argumentos, recuerdo que no he visto en la naturaleza ningún matrimonio, así que tampoco están siendo congruentes.

    Amigos defensores de la reforma: demuestren que tienen más civilidad y coherencia. Las grandes batallas por sus derechos apenas comienzan y, si así lo desean, deben disfrutar de ese derecho/penitencia.

    Ya lo dice el refrán: “Bandera arcoíris que no has de tomar, déjala casar”.

    Artículo anteriorOrquesta de Glenn Miller
    Artículo siguiente“Save the date. Vote”