El hijo malo

308

Caín, el hombre marcado por Dios y condenado a una vida errante por haber dado muerte a su hermano, es algo más, y quizá algo peor, que un asesino: es el primer ser humano nacido fuera del Paraíso. Con esa oscura marca y a pesar de su penitencia, consigue fundar Enoc, la primera ciudad. CAÍN es también el nombre de un encuentro de teatro que se celebrará en su tercera edición del 2 al 7 de junio en Casa Inverso. CAÍN nació como un evento teatral de pequeño formato que convocaría únicamente producciones con ese perfil. Sin embargo, este hijo malo, rápidamente mostró su potencia y capacidad de mutación. Con apenas tres años de edad, con el apoyo y participación de la Secretaría de Cultura de Guadalajara se extiende más allá de Casa Inverso para llegar a espacios tan contrastantes con su origen, como el Laboratorio de Artes Variedades (LARVA) y el Estudio 323. Y, justamente, el eje que define esta edición del encuentro es la desigualdad.

Para Manuel Parra, actor y director escénico responsable del evento, “este tercer encuentro recoge las inquietudes artísticas de los integrantes de Inverso Teatro y su casa, con una línea curatorial basada en la desigualdad. Si bien este tercer encuentro contará con la participación de proyectos teatrales nacionales, queremos resaltar la importancia del trabajo escénico local, con la intención de que todos los proyectos puedan dialogar entre sí y ofrezcan al público puntos de comparación de lo que se hace en diferentes  ciudades del país”. 

Efectivamente, el teatro que se hace en México desde hace muchos años es completamente desigual. Más allá de las distancias generacionales, los sistemas de producción así como las estéticas desde las que se concibe un montaje, contrastan por la divergencia en la formación de los creadores y por el grado de impermeabilidad con la que los artistas se enfrentan a otras disciplinas y también a aquello que los otros crean.  La multiplicidad de la oferta en la cartelera de Guadalajara, así como la facilidad con la que los jóvenes artistas de nuestra ciudad se abren y comunican con sus pares de otras ciudades, no pueden ser sino buenas señales.

Lagartijas y alebrijes
CAÍN abre el telón este 2 de junio en Casa Inverso con Solitario Joseph una producción del grupo Principio y fin, originario del DF. Un día después LARVA acogerá a una de las compañías mexicanas más reconocidas y controversiales: Lagartijas tiradas al sol presentará una obra con la que en 2013 realizaron una gira por Europa. Se trata de Proyecto PRI. Derretiré con un cerillo la nieve de un volcán, una visión crítica a la historia oficial.

A estas dos propuestas se suman los trabajos de compañías como el Colectivo Alebrije que viene de León con la obra Aparte y 8 metros cúbicos que, encabezado por el joven y activo creador escénico David Gaitán, presentará un extraordinario y divertido trabajo bajo el título “El camino del insecto”, en el que el portero de la selección mexicana en un distante 2042, se queda ciego mientras juega una importante final.

Las apuestas locales que se suman a la programación son Experimental Machina con Ejercicio existencial del cuerpo que habla, Mis pasos que se detienen y andan, que cumplió ya varias temporadas en nuestra ciudad, así como Historia de amor en Berlín que es la carta de Inverso Teatro, los anfitriones.También se presentan las dramaturgias de Lola Arias Streptease y de Bertha Iriart Ensayo de luces, montajes resultado de los ciclos de Escena Universitaria en Casa Inverso, un espacio para jóvenes egresados de Artes escénicas que ponen a juicio el resultado de sus primeros encuentros con la escena.

CAÍN camina y trabaja por la consolidación. Si bien es cierto que el camino rumbo a la profesionalización que siguen los creadores locales sigue siendo incierto, es posible afirmar que cada vez son más quienes corren riesgos, se confrontan y proponen, rebasando el conflicto natural que generan los procesos artísticos de un arte que se basa en el trabajo en equipo. Caín, privado del paraíso, sigue juntando piedras con las que erigir su ciudad; y con cada edición, este encuentro de Inverso Teatro, prueba su solidez y deja las puertas abiertas.