Doping a la cultura

477

Orientar el rumbo de las actividades culturales del estado puede ser el resultado de una adecuada planeación estratégica, ya que no basta con tener un presupuesto y transparentar la administración financiera. Hace falta una visión clara de los objetivos, por lo que resulta interesante leer declaraciones del secretario de Cultura (SCJ), Jesús Alejandro Cravioto, quien menciona que no cuenta con dinero para la realización de actividades culturales durante los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, y tendrá que gestionar ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la cantidad de 20 millones de pesos, no sin antes recordar a los legisladores la insuficiencia de recursos para impulsar proyectos culturales e instalar infraestructura.
Sólo basta con tener un poco de claridad en los objetivos para definir hacia dónde se pretenden llevar los proyectos culturales, además de tomar en consideración los agentes externos. Por ejemplo, el Conaculta tiene registrados 41 festivales culturales en el estado de Jalisco, entre los que destaca el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y el Festival Cultural de Mayo.
Ambos festivales tienen diferencias y similitudes y se dirigen a públicos diversos: los dos tienen un país como invitado de honor.
En el caso del FICG, en su veintiseisava edición es Israel, durante el cual proyectarán filmes de los cineastas Etgar Keret, Eran Kolirin y Amos Gitai, reconocidos en otros festivales internacionales. Dicho festival administra un presupuesto de 36 millones de pesos, de los cuales 16 millones provienen de la Universidad de Guadalajara y Conaculta, a través de Imcine; cinco millones los aporta el gobierno del estado, cinco millones el ayuntamiento de Guadalajara, dos millones el ayuntamiento de Zapopan, 500 mil pesos el ayuntamiento de Tlaquepaque y el resto, más de 20 patrocinadores.
El Festival Cultural de Mayo, en su catorceava edición, tendrá como país invitado a Estados Unidos. Maneja un presupuesto similar al del año pasado, de 15 millones de pesos. Entre las actividades que destacan están un concierto de jazz a cargo de Kenny Garret Quartet, conciertos de cámara, música alternativa y música en iglesias.
Según declaraciones oficiales, este festival servirá para arrancar el programa cultural de los Juegos Panamericanos.
Doce años de diferencias, planeación estratégica y visión, son algunos de los factores que ayudan a la solidez de un proyecto cultural. El éxito o fracaso en la dirección de un proyecto o institución cultural, requiere de análisis, que se verá reflejado en los discursos vacuos o los hechos que consolidan a los proyectos culturales.
Ambos festivales conviven en el mismo estado, ambos esfuerzos tienen como objetivo el deleite de los tapatíos, a pesar de que los recursos económicos siempre serán insuficientes para la realización de cualquier festival.

Artículo anteriorTeófilo Guerrero
Artículo siguienteImportancia de los bosques en la salud