Disección

851

Ha llegado la Segunda Guerra mundial. Resguardado en un sótano, se encuentra un fracasado anatomista polaco que disecciona el cadáver de un soldado nazi que, inexplicablemente, vuelve a la vida. Aprovechándose de la situación, se aventura a una empresa: utilizar el cadáver como pantalla para huir junto a su madre a una frontera imparcial y así encontrar su libertad. Ahora el anatomista se enfrentará en esta odisea al carácter infantil del cadáver y la presencia dominante de su madre. Al final sabrá que la mejor forma de conocer a alguien es por partes.

Conjunto de Artes Escénicas. Sala 3. 28 de abril, 20:00 horas. 29 de abril, 18:00 horas.