Dietas del pasado para mejorar la salud

    0
    4

    El descubrimiento de muestras de ácidos grasos y la obtención de muestras de DNA en vasijas precoloniales en una vivienda de Xochimilco, son ejemplos recientes de los estudios e investigaciones que contribuyen a entender “el proceso social y cultural que implica la alimentación y la cultura alimentaria”, expuso Luis Alberto Vargas, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el marco de la Cátedra de Estudios Regionales Guillermo de la Peña que tuvo lugar en el Centro Universitario del Sur (CUSur).

    Durante su conferencia “Cuatro maneras de abordar la alimentación en México” como parte del Seminario Alimentarse, dimensiones antropológicas e históricas de un hecho cultural total, el investigador de la UNAM aseguró que conocer y entender las dietas de los pobladores del pasado puede contribuir a mejorar la situación actual de salud.

    “Estamos cada vez más conscientes de la importancia de entender las dietas del pasado y de los pueblos marginados como recurso para mejorar la situación actual, cuyo efecto más percibido es el aumento de la obesidad y sus consecuencias, entre ellas diabetes, hipertensión, infartos al corazón… causantes de muertes prematuras e invalidez, con alto costo para la sociedad”, precisó.

    Los estudios sobre la alimentación, agregó el investigador de la UNAM, han contribuido a conocer mejor las tradiciones culinarias mexicanas, al reconocimiento de las cocinas y cocineras tradicionales, a profesionalizar áreas como la nutriología y la gastronomía, así como mejorar e incrementar la calidad y difusión de los recetarios de cocina.

    En su intervención habló también de las aportaciones al estudio del fenómeno alimentario de Bernardino de Sahagún, Margaret Park Redfield, Gonzalo Aguirre Beltrán, Eusebio Dávalos Hurtado, José Iturriaga de la Fuente y el caricaturista Abel Quezada.

    Durante la inauguración de las actividades, Guillermo de la Peña Topete, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios en Antropología Social (CIESAS Occidente), señaló que en esta ocasión el seminario de la Cátedra de Estudios Regionales analiza el tema de la alimentación porque como acto cotidiano “tiene diferencias culturales muy fuertes, diferencias tecnológicas, en la organización de la vida cotidiana, en el tipo de gustos que tenemos sobre ciertos alimentos y diferencias en la forma en que se producen, controlan y distribuyen esos alimentos”.

    Comentarios de Facebook